En BME ahora es difícil ver dónde están los soportes y las resistencias. El valor ese mueve en un rango entre los 20-22 euros. Eso sí, si continuamos viendo la posible aprobación de la Tasa Tobin, el valor caerá y concederá una oportunidad de entrada.

Estamos en un momento dulce para colocar deuda, lo están haciendo todas las compañías, “y es una buena oportunidad por el precio que han mencionado -365 puntos sobre mid swap –“. Entiendo que se ha tanteado al mercado, han percibido que hay interés y “no sólo son los bonos españoles sino que el mercado está sacudiendo la aversión al riesgo que ha tenido en los últimos años y hay una búsqueda general por los activos de mayor rentabilidad, y los españoles y periféricos están entre ellos”, reconoce Nicolás López, director de análisis de MG Valores.

Creo que los mercados es han parado desde principios de año y están en fase de consolidación. “Entiendo que es normal después de las subidas acumuladas desde el mes de noviembre. Es cierto que tenemos un escenario en el que la bolsa sube sin que todavía la economía acompañe y en esta situación pueden entrar dudas pero los recortes, dan solidez a las subidas”, prosigue en Radio Intereconomia.

Acciona. Son positivos los casos en los que, de alguna manera, indican algo nuevo como es el caso de Acciona, que se había centrado mucho en la parte de renovables, y el hecho de que se vea que se diversifica su actividad, es bueno.

Duro Felguera. Ayer marcó un máximo histórico. Ahora es una ingeniería básicamente, al igual que ha sucedido con
Técnicas Reunidas, ha sobrevivido a la crisis y en los últimos dos años la cartera de pedidos ha flojeado un poco pero sigue teniendo perspectivas muy sólidas. No está barata pero es lo que pasa cuando las compañías van bien. Es una compañía en la que se puede invertir.

Europac. ES un ejemplo de todas las compañías pequeñas y medianas que están teniendo un tirón fuerte en los dos últimos meses, podría interpretarse que esto es un anticipo de que la situación comenzará a mejorar en los próximos meses. A corto plazo, entendiendo los próximos 2-6 meses, el movimiento alcista continuará y podríamos verle en torno a 3.5-4 euros. Niveles de 2010 cuando se salió de la recesión.

Repsol. Si se plantea como una inversión de muy largo plazo, tiene tendencia alcista. En el corto plazo, es más complicado saber si la subida continuará o no pero la petrolera – al igual que el Ibex- mantendrá el buen tono en las próximas semanas. Está en zona de resistencia en los 17-17.20 euros, nivel complicado. Hay dos opciones, entrar cuando llegue a ese nivel o esperar al soporte para entrar.

Grifols. Una interpretación que podríamos hacer es que está en un lateral, consiguió hacer un pequeño nuevo máximo recientemente, y se ha vuelto abajo. Mientras no pierda los mínimos de 23.60 euros, mínimos de noviembre, aguantaría. Por debajo de ese nivel, lo lógico sería cerrar la posición.

Bank of América. Los bancos americanos están liderando el proceso de recuperación e la bolsa americana, han superado bien el proceso de la crisis y tienen buenas expectativas. En la primera parte del año, seguirá siendo el motor de la subida. Es un valor en el que se puede invertir.

Estamos en el eterno debate de si la política monetaria puede generar crecimiento o es necesaria una política fiscal. Una puede crear las condiciones de liquidez para que los agentes económicos consuman pero es fundamental romper las expectativas inflacionistas que tiene la gente, incentivo para no invertir. Lo único que gana valor es el dinero y es cierto que hay que intentar lo que quiera.

BME. Es complicado fijar niveles de soporte y resistencias porque está alejados pero en le corto plazo el rango sería 20-22 euros y en consecuencia, si lo que piensa es comprar, el punto de compra sería un retroceso hacia la zona de 20 euros. Es cierto que quizás ahora, al hilo de la posible aprobación de la Tasa Tobin, podría corregir y daría opción de entrar. Aunque la tasa en sí misma sería algo neutral para la tendencia del mercado, podría reducir el nivel de actividad y operaciones de trading, lo que repercutiría negativamente en compañías de este tipo.

Almirall. Quizás aquí la cuestión es un poco ver qué planteamiento tenía con esta inversión. Tiene buenas expectativas a largo plazo pero si para el corto plazo, la zona de 9 euros es un buen nivel de venta, máximo de los últimos años y puede haber dudas de si puede seguir progresando. Es una farmacéutica con una buena cartera de productos.

Nicolás Correa. Nos vamos a un perfil de valor más especulativo. Es una compañía pequeña que se ve muy afectada por los ciclos económicos y que ahora tiene malos resultados y mucho riesgo. Lógicamente, si el mercado empieza a descontar una mejora de la situación económica, podría tener un rebote importante pero estamos ante un, futurible con un nivel de dudas razonables. Hasta los 0.18 euros no tendríamos una confirmación de cambio de tendencia.

La recomendación de este experto pasa por ver movimientos importantes en muchos valores de la bolsa española como Tubacex, una compañía que tiene buenas expectativas de negocio fuera de España y que recientemente ha comenzado a moverse, una opción para las próximas semanas.