Cerrando la semana por encima de los 11.650, entraremos en un fase de máximos y mínimos ascendentes a partir de los que se inicia una tendencia alcista. Y ante ello debemos mantenernos tranquilos en renta variable puesto que las perspectivas son buenas para acumular e incluso tomar posiciones ya que no existe ninguna señal negativa.
Mirando atrás, la pasada semana hablábamos de la horquilla de los 11.100 a los 11.650 para marcar las pautas y ahora esperamos a ver si el cierra de mañana se da por encima, con lo que entraríamos en un fase de máximos y mínimos ascendentes a partir de los que se inicia una tendencia alcista. Y ante ello debemos mantenernos tranquilos en renta variable puesto que las perspectivas son buenas para acumular e incluso tomar posiciones ya que no existe ninguna señal negativa.