Segunda mayor caída en la historia del Ibex. El selectivo español cedió al cierre un 8,16% hasta los 8.995,30 puntos con sólo tres valores en positivo. Descalabro bursátil tras la decisión de Argentina de nacionalizar los fondos de pensiones. Una caída “exagerada” en palabras del analista de DifBroker, Luis Lorenzo “ y que tiene su explicación en el tema de Argentina”. Ahora, asegura este experto financiero, “tendremos que estar pendientes en la referencia de los 8.800 puntos, que creo –dice- que servirá de soporte aunque con la volatilidad actual es complicado saberlo”.
Unos descensos que el día de hoy lideró la eólica Gamesa con un recorte superior al 22% y eso a pesar de que “los resultados que ha publicado hoy han sido positivos”, asegura Lorenzo que encuentra una explicación a la caída en picado del valor “en el anuncio de que va a cerrar durante siete días la producción porque prevé menos demanda. Como consecuencia de esto –dice el analista de DifBroker- los resultados futuros serán peores”. Caída a plomo hoy de los grandes valores del parqué y en especial de Repsol que cedió al cierre un 15,75%, presionada a la baja por la nacionalización de los planes de pensiones en Argentina y la caída del petróleo. Sin embargo, y a pesar de la caída de hoy, “sigue siendo una buena opción tanto a medio como a largo plazo”, asegura Luis Lorenzo que matiza, no obstante “habrá que ver cómo queda el tema de Argentina, porque Repsol tiene mucha exposición en la región a través de YPF. Aún así –asegura- es una empresa consolidada”. Sólo tres valores del Ibex se salvaron de la corriente vendedora y entre ellos Iberia que por tercera jornada consecutiva cerró en positivo. Y es que, “mientras el crudo siga cayendo y los rumores de su inminente fusión con BA la sigan beneficiando, seguirá el tono positivo en la compañía”. Un valor al que “le favorece, sobre todo, un petróleo por debajo de los 70 dólares”, asegura este experto financiero. Como también favorece a Vueling que hoy sumó un 42% de revalorización tras anunciar que contabilizó hasta septiembre un beneficio neto de 14,71 millones de euros, frente a las pérdidas netas de 32,37 millones de euros registradas en los nueve primeros meses de 2007. Sin embargo, a Luis Lorenzo no le gusta la compañía, “me parece –dice- que dio en su momento muchos disgustos y no sé si ahora con esta subida es un buen momento de entrar en el valor. Es un valor pequeño y volátil y prefiero estar fuera de este tipo de valores”. En cuanto a las recomendaciones, el consejo de este experto pasa por “estar atentos a ver si se aguanta el nivel de soporte de los 8.800 puntos del Ibex para tomar posiciones, sobre todo en el sector bancario que será –asegura este analista- el que tenga que tirar del rebote”. De momento, sin embargo, “aconsejo ver los toros desde la barrera y esperar una reacción alcista que seguro llegará”.