La empresa concesionaria catalana pondrá fin a las ampliaciones liberadas y se planteará una nueva fórmula de retribución a sus accionistas. Este mismo mes, pone en marcha un scrip dividend con el que se pagarán 0,37 euros por acción.
 
Abertis es una de las compañías con una rentabilidad por dividendo más alta en la bolsa española, algo más de un 5% en estos momentos. En los últimos tres años bajo el paraguas del actual plan estratégico, la política de retribución al accionista estaba clara, la retribución debía crecer al menos un 5% cada año. Se pagaba un dividendo a cuenta, uno complementario y se ponía en marcha una ampliación de capital liberada de 1 acción por 20 que suponía ese aumento del 5%. Esta fórmula va a cambiar a partir de ahora.

De hecho, este mismo año la concesionaria catalana pondrá en marcha un scrip dividend. En concreto va a proponer a la Junta el pago de un dividendo de 0,37 euros por acción, que los accionistas podrán escoger entre cobrar en efectivo o en acciones procedentes de la autocartera con un descuento del 3%.

Como ha explicado Salvador Alemany “con esta fórmula elevamos un 11%  el dividendo con respecto al del año pasado cumpliendo con la idea del incremento del 10% anual que se fijó para el trienio del 2015-2017”. Los accionistas tendrán que comunicar cómo quieren recibir su retribución a la entidad depositaria entre el 6 y el 18 de abril de este año para cobrar el próximo día 24.

Durante la rueda de prensa previa a la Junta de Accionistas, el presidente ha confirmado que “el tema de las ampliaciones liberadas se interrumpe y veremos a ver cuál es la fórmula más adecuada y eficiente de sustituirlas”. Por el momento, Abertis no conoce cuál será la forma en la que se harán los pagos a partir del año que viene.

El presidente también ha hablado de la nueva composición del accionariado de la compañía tras la salida de su capital del Grupo Villar Mir. Alemany ha apuntado que se trata de un “consejo más internacional como corresponde que obtiene un 75% de sus ingresos de fuera de España”.

En estos momentos, Criteria Caixa es el principal accionista, al controlar un 25% de todo el capital de la gestora de autopistas.  Además, ya cuentan con seis grandes institucionales, entre los que destacan seis fondos que tienen más del 20% del capital entre los que se encuentran Capital Group, BlackRock y Lazard.

La cotización
En lo que va de año, las acciones de Abertis suben algo más de un 14% en bolsa.  Insisten los directivos de la empresa que el reconocimiento del mercado se debe a dos factores principales, la solidez y la credibilidad a largo plazo. “esto se manifiesta en la rentabilidad para el accionista; desde el 2010 hasta hoy –con dividendos- y la cotización ha resultado una rentabilidad acumulada del 75%”, ha recordado el presidente.

Junta de Accionistas

 
Los resultados
Durante la Junta se aprobarán los resultados del año pasado. En 2016 Abertis obtuvo unas ganancias de 796 millones de euros, lo que supone una reducción del 58% con respecto al ejercicio anterior. La caída se explica porque no han repetido los ingresos por la salida a bolsa de su filial Cellnex en 2015. Si se compararan los resultados del negocio sin extraordinarios, la cifra hubiera aumentado un 13%.

Esta mejora del negocio se ha producido tanto por el aumento de las inversiones realizadas, que ha superado los 2.600 millones de euros y que han servido tanto para mejorar algunos activos así como para la compra de otros.  Una cantidad que aumentará, previsiblemente hasta 3.400 millones de euros en 2017, como ha dicho el consejero delegado de la empresa, Francisco Reynés.

“Estas inversiones tienen como objetivo compensar las concesiones que van acabando.  Hoy podemos afirmar que la compañía en 2017 se enfrenta a una generación de margen de negocio para los próximos 24 años equivalente a lo que tendríamos hoy”, ha resaltado el directivo.

También ha influido positivamente la mejora en casi todos los mercados en los que están presentes, salvo Brasil, aunque la tendencia en este país es positiva desde finales del pasado año. “El resto de los mercados han tenido una evolución mejor que la que se había previsto inicialmente. Las tarifas han mejorado en los principales mercados emergentes, no así en Europa donde han sido ligeramente negativas o cero, al estar ligadas a la inflación”.

El entorno es positivo para Abertis, que espera un crecimiento de tráfico en todos los mercados en los que están presentes. Eso, junto a las políticas de ahorro de costes permitirán –ha afirmado Reynés-, un aumento del Ebitda de doble dígito este año.

La deuda
Reynés ha comentado que durante el año pasado “la deuda ha mejorado porque hemos sido capaces de aprovechar las extraordinarias oportunidades de financiación.  Hemos extendido la vida media del balance de nuestra deuda a la vez que nos hemos aprovechado de unas condiciones irrepetibles. Se han emitido 2.200 millones con un coste del 1% y una madurez de 10 años”. El directivo ha insistido  que “nuestra salud financiera es mejor, tanto en términos de coste y también en tranquilidad por lo que respecta a posibles subidas de tipo de interés. El 90% de la deuda está denominada a tipo fijo”. 
En estos momentos la deuda de Abertis es de 14.337 millones de euros, 4,4 veces el resultado bruto de explotación.  

No han faltado en la rueda de prensa continuas referencias al famoso “rescate” de las autopistas en España y el futuro de negocio en nuestro país que está por definir con el nuevo ejecutivo. El presidente de Abertis, Salvador Alemany ha apuntado que “hay que definir cuál es la política de pago por uso y en términos de gratuidad. Creo que el vencimiento de las concesiones que se iniciaron a finales de los 60 y principios de los 70 que ahora irán venciendo obligan a que se tengan que replantear cómo a va seguir esto en un futuro. Parece difícil que las vías de gran capacidad puedan pasar a ser gratuitas y si solo se pagan las que se pagan las actuales va a haber un problema de aceptación”. En su opinión el actual es un momento especialmente bueno para replantearse el modelo de futuro.