Ayer Abengoa B se convirtió en la compañía más penalizada del Ibex 35, con un desplome que llegó al 7,66% al cierre. La compañía andaluza perforó el soporte de los 2,7 euros, por el que pasa el 50% de Fibonacci, aunque se frenó en la parte baja del canal bajista que está desarrollando desde abril. Ahora, la clave pasa porque recupere los 2,7 euros y, sobre todo, los 3,20 euros, nivel que coincide con el retroceso de Fibonacci del 61,8%.

Sin embargo, las caídas parece que no cesan e, incluso se pronuncian. Después de una errática apertura al alza, Abengoa B se desploma más de un 12% y perfora también el soporte de los 2,30 euros, zona del 38,2% de retroceso de Fibonacci. Ahora la acción no encuentra soporte hasta los mínimos del año, en 1,82 euros. 

abengoa


Si miramos a los indicadores técnicos Premium, la caída también ha colocado al precio por debajo de las medias móviles de 40 y 200 sesiones, dando un aspecto negativo a la tendencia de medio y corto plazo. La tendencia alcista de largo plazo se libra gracias a que la media de 40 sesiones se sitúa por encima de la de largo plazo.

abengoa

En un intento de frenar la salida masiva de los inversores, la compañía decidió hacer ayer un adelanto de sus cuentas del primer semestre. Así pues, envió un hecho relevante a la CNMV en el que constaba que entre enero y junio Abengoa habría facturado entre 3.375 y 3.400 millones de euros, un 3% más que en el mismo periodo de 2014. Además, su Ebitda habría mejorado un 9%. Estas cifras están en línea con el mercado.

Desde Ahorro Corporación, Álvaro Arístegui, comenta que "presenta unas positivas perspectivas de negocio de cara a los ejercicios 2015-2016, pero la desconsolidación de gran parte de los proyectos concesionales resta cierta estabilidad y predictibilidad a unos resultados que estarán más expuestos al volumen de adjudicaciones de contratos, así como al volátil negoico de los biocombustibles. Por otro lado, los elevados márgenes de la división de ingeniería y construcción por la venta de tecnología propia, podrían dificulatr el creicmiento".

prevision resultados abengoa


Además, Abengoa ha decido dar a sus bonos convertibles y canjeables las mismas garantías que a los "high yield" para evitar que algunos inversores "tomen posiciones irracionales" en sus seguros de impago de deuda (CDS). Precisamente Pablo García, de Carax-Alphavalue, comenta que "Las cifras no están del todo mal con recuperación del nivel de ventas, pero el riesgo que conlleva tener una posición abierta en el valor no compensa". Y, es que, las dudas se han cernido sobre el tipo de deuda emitida por la compañía. Así, recordemos que Fitch puso en duda el nivel de endeudamiento real de la empresa, luego que los bonos verdes no se incluyeran en la deuda corporativa neta porque habían sido usados para sustituir financiación puente. 

José Luis Cárpatos, analista independiente, comenta que "el problema de Abengoa no son los especuladores, sino que tiene mucha deuda". Según las previsiones recogidas por Bloomberg, Abengoa cerrará el ejercicio con una deuda financiera neta de 7.534 millones de euros, un 8% por debajo del ejercicio 2014, mientras que en 2016 se prevé que reduzca la cifra un 9,65% más, hasta los 6.807 millones. 



Vencimientos de deuda de Abengoa
FUENTE: Abengoa
DEUDA ABENGOA VENCIMIENTOS