Irlanda ha cedido a la presión de los mercados y ha solicitado la ayuda a los organismos internacionales.
Irlanda ya ha pedido el rescate, lo que Federico Gómez, economista del servicio de estudios de Banco Santander, considera una buena noticia "ya que acaba con parte de la incertidumbre." Aún así hay que saber como va a ser este rescate, la cuantía y el procedimiento exacto, según se desprende de sus declaracciones a Intereconomía Radio.
 
Por otro lado el propio plan de ajuste de Irlanda en cuanto a la política fiscal y demás. "Otro foco en el que se van a fijar los mercados va a ser Portugal", por lo que quedan aún muchos frentes abiertos.