A corto plazo, son los sectores relacionados con las materias primas los pueden moverse al alza tras haber quedado retrasados en las subidas de las últimas 4 ó 5 semanas. Así las cosas, apostaría por compañías petroleras como Repsol así como por otras como Acerinox.
Seguimos en tono de consolidación tras las fuertes subidas que hemos registrado en los últimos meses. Estamos ante una lógica espera de nuevas oportunidades, pero pese a ello no estamos viendo recortes sino movimientos laterales en un entorno favorable. Tras el paréntesis de mayo-junio, con caídas en la Bolsa, en el mercado de las materias primas... a lo que se une la evidente desaceleración del mercado inmobiliario norteamericano, se abre el interrogante sobre el cambio en el ciclo económico. A pesar de ello, el posible pesimismo inversor que podía emerger se ha superado: ya no se teme al final del ciclo alcista y volvemos a estar en un entorno positivo para los próximos meses.