Telefónica ha señalado que los accionistas titulares del 84,2% de los derechos de asignación gratuita han optado por percibir nuevas acciones de la operadora dentro del primer tramo del dividendo anual, en el que los inversores podrían elegir entre títulos y efectivo. 

Según la compañía, estos resultados “muestran la confianza de los accionistas en la empresa”.

Por el contrario, los accionistas titulares del 15,8% de los derechos de asignación gratuita han aceptado el compromiso irrevocable de compra de derechos asumido por Telefónica. La teleco ha explicado que el importe bruto abonado por estos derechos ha ascendido a 241,5 millones de euros. “La compañía ha renunciado a los derechos así adquiridos, que han sido amortizados”, ha explicado la teleco.

Tras estos resultados, el número definitivo de acciones ordinarias de 1 euro de valor nominal que se han emitido en el aumento de capital liberado es de 106.179.744, correspondientes a un 2,3% del capital social, siendo el importe del aumento de capital de 106.179.744 euros. “En consecuencia, la cifra del capital social de Telefónica tras el aumento, inscrito en el Registro Mercantil de Madrid, ha quedado fijada en 4.657.204.330 euros, dividido en 4.657.204.330 acciones”, ha explicado la firma.

Telefónica decidió mantener para el ejercicio de 2014 la retribución de 0,75 euros por acción ya abonada en el año anterior. En la junta de accionistas de la pasada primavera, la teleco aprobó el pago de 0,35 euros por acción en el cuarto trimestre de 2014, bajo la modalidad de scrip dividend, y otros 0,40 euros por acción en efectivo durante el segundo trimestre del 2015.

En noviembre pasado, la firma precisó que pagaría 0,336 euros brutos por acción a los inversores que optasen por recibir la remuneración del primer tramo del dividendo en efectivo, o una acción nueva por cada 35 títulos a los que eligiesen el pago en especie.

Telefónica sube un 0,85% por encima de los 13 euros por acción.