La compañía presidida por César Alierta retribuye este lunes a sus accionistas mediante el pago de 0,35 euros brutos por acción, dentro de los 0,75 euros contemplados para el dividendo total por cuenta del ejercicio 2014. Este pago corresponde a la parte del programa de scrip dividend llevado a cabo por Telefónica, mientras que el del próximo año se realizará íntegramente en efectivo. 

Telefónica se está afanando en retomar la senda del dividendo tal y como se conocía con anterioridad al ejercicio 2012, momento en el que decidió cancelar el pago de su dividendo, un hecho a todas luces inesperado viniendo de la teleoperadora. 

En el año 2013 la compañía retomó la remuneración al accionista a través de un dividendo anual de 0,75 euros por acción recurriendo, eso sí, a la fórmula del scrip dividend o pago en acciones. 

El pasado 26 de febrero, el Consejo de Administración de Telefónica acordó volver a fijar el importe del mismo en 0,75 euros por acción, pagadero en dos tramos:

0,35 euros por acción en el cuarto trimestre de 2014, bajo la modalidad de “scrip dividend”.
0,40 euros por acción en el segundo trimestre de 2015, en efectivo. para abonar ese dividendo (en efectivo)


 
Se trata del segundo pago que realiza la compañía presidida por César Alierta en 2014, aunque el dividendo se cargue a ejercicios diferentes. El primero fue en el mes de mayo con un dividendo complementario en el que se abonó 0,4 euros por título.

Por su parte, para aquellos que optaran por cobrar en efectivo Telefónica les garantizó en su momento el cobro de 0,336 euros por acción

Para llevar a cabo este proceso la teleoperadora aprobó una ampliación de capital hasta en un 2,8% para hacer frente a su programa de dividendo flexible, que permite a los accionistas cobrar la remuneración en efectivo o en títulos de la compañía de nueva emisión.

Según el pronóstico de Bloomberg, de cara al próximo ejercicio se prevé que la 'teleco' retribuya al accionista con dos pagos, uno en mayo y otro en noviembre, de 0,4 y de 0,38 euros por título, sin conocerse aún si el pago se realizará bajo la fórmula de 'scrip dividend'.

Telefónica es la segunda compañía del Ibex 35, por detrás de Repsol -gracias a su dividendo extraordinario- que mejor trata a sus accionistas. Ofrece este ejercicio una rentabilidad por dividendo superior ligeramente al 6%.