Hablamos con José María Cervera, director general corporativo de Renta Corporación sobre las previsiones de la compañía.

Renta Corporación cerró el primer trimestre del año con un beneficio de 3,5 millones de euros, lo que es un 10% más de lo publicado un año antes, ¿prevén mantener esa tendencia de crecimiento de cara a los próximos meses?

Sí, de hecho pretendemos incrementarla. El año pasado cerramos a nivel anual con 12,5 millones de euros de resultado neto y la previsión para el cierre de este ejercicio está alrededor de los 16/16,5 millones de euros, con lo cual ese 10% debería ir aumentando en los próximos trimestres hasta un 25% anualizado. De hecho, se dan todas las palancas necesarias y los fundamentales de mercado y de economía suficientes, hablo de dinamismo del sector, dinamismo de la economía española, acceso al crédito, como para que tengamos cierta visibilidad para el cumplimiento del objetivo que tenemos marcado en esos 16 millones de euros de beneficio neto.

En estos primeros meses del año habéis mantenido una fuerte actividad en la línea de negocio transaccional, ha cerrado ventas en Madrid y Barcelona a nivel residencia, ¿se plantean abrirse a nuevos mercados a nivel nacional o internacional?

El replicar el modelo en otras ciudades españolas, lo habíamos tenido en el pasado, habíamos tenido oficinas en Sevilla y valencia y entendemos que no vamos a replicarnos. Con nuestro modelo de negocio y empleo de recursos tan eficiente buscamos mercados muy líquidos, grandes para poder aportar mucho valor de una manera muy eficiente en cuanto a la dedicación de recursos.

Es más probable que este modelo sea replicable en ciudades de mayor tamaño. En un pasado habíamos tenido oficina en Berlín, París, Londres y Nueva York y no todas funcionaron igual pero algunas funcionaron muy bien. Lo que tendría sentido en un futuro después de consolidar el crecimiento en Madrid y Barcelona que son las dos plazas que mejor conocemos y que más acceso a la información y a las superaciones tenemos, de replicarlo tendría que ser en ciudades de un tamaño similar o mayor.

Vivenio, la socimi de Renta Corporación junto con APG el fondo de pensiones holandés, han cerrado la compra de tres edificios en Madrid que suponen una inversión conjunta de en torno a 76 millones de euros, y con estas nuevas operaciones vivenio ha invertido 200 millones de euros y alcanza más de 1.000 viviendas bajo gestión, ¿se plantean hacer algún tipo de ampliación de capital como método de financiación de estas compras?

Necesitamos un capital de 130 millones de euros que se desembolsó en su momento y se ha invertido totalmente, hay ya de hecho un compromiso de aportación de capital del fondo de unos 250 millones adicionales, nosotros participaremos con una parte pequeña de esa ampliación pero la gran mayoría venderá de APG. Ese dinero ya está comprometido y se estará desembolsando para las ampliaciones en los próximos meses, para acabar con un capital social de aproximadamente 380 millones este ejercicio de 2018 y con una capacidad de inversión inmobiliaria de unos 600. Prevemos acabar el año con los 380 millones desembolsados y los 600 millones aproximadamente de activos comprados

¿Para cuándo la cotización de la socimi en bolsa?

La cotización es una obligación. Prevemos hacerla antes de acabar el año, saldríamos al mercado alternativo bursátil (MAB) y desde ahí en un futuro se plantearan nuevas ampliaciones de capital para seguir creciendo desde este mercado.

Esto ocurrirá en el mes de octubre/noviembre de este año y el plan que tiene el consejo de administración de la socimi es que una vez haya salido al MAB, en un par de años subirla al mercado continuo.

Renta Corporación en los cinco meses que llevamos de negociación en lo que va de año sube en torno a un 40% en bolsa, ¿cree que esta evolución refleja las buenas expectativas de la compañía a nivel de cifra de negocio?

Refleja la evolución del sector, de la compañía, el punto de partida del saneamiento de la compañía, las palancas que tiene para volver a crecer… si bien es verdad que nosotros creemos que la compañía sigue penalizada, posiblemente es normal y hay fundamentales suficientes como para que el valor de la acción tenga un recorrido más que suficiente.

Estamos en un momento del ciclo del sector que también hace que lo normal sea que en los próximos años el valor de la acción se revalorice de manera considerable y, por tanto, creemos que hay un recorrido sustancial. Renta Corporación hace ya bastantes años tenía una capitalización en bolsa de 1.000 millones de euros, ahora estamos en 120/130 y no sé dónde llegaremos pero la vocación del grupo es tender hacia lo que habíamos dicho, y en eso estamos y entiendo que lo conseguiremos tarde o temprano.

¿Qué objetivo se han planteado con respecto a la deuda financiera después de cerrar el trimestre con una deuda de 41,9 millones aproximadamente, que es un poco más de los 31 millones del ejercicio de 2017?

Este es un tema relevante, nosotros sí queremos seguir siendo prudentes. La estrategia financiera será mantener la prudencia en cuanto al nivel de apalancamiento que tenemos en estos momentos. Tenemos marcado internamente un límite de un 50% sobre el valor de los activos en financiación, esto es radicalmente distinto a como estaba el sector a nivel de endeudamiento en 2005/07 pero queremos ser prudentes en cuanto al apalancamiento del grupo.

Si bien es cierto que a nivel absoluto la deuda crece, pero porque también crece el valor del activo. Toda la financiación que tenemos de momento en el balance es bancaria con garantía hipotecaria y, por tanto, está financiando activos circulantes que tenemos en el balance. Si crece en valor absoluto es porque financia activos que estamos incorporando, pero somos cuidadosos a nivel relativo en cuanto a porcentaje respecto al activo para que no supere ese 50% de apalancamiento que creemos que es saludable, sostenible y es prudente.