El experto destaca el buen comportamiento de la bolsa europea y, sobre todo, del Ibex 35. Esta es su visión sobre los mercados.
 
En esta semana hemos visto las mayores caídas del año en Wall Street y en algunos índices de Europa. ¿Es un aviso de que deberíamos empezar a proteger nuestras carteras?
Lo que hemos tenido en Wall Street es la peor caída desde octubre, la peor de la era Trump, pero ahora los índices americanos están a un 2% de los máximos históricos. Esto no es una corrección, podría ser, si acaso, el inicio de una corrección. Por otro lado, en Europa no hemos pestañeado y el Ibex 35 está en máximos anuales, algo que no tiene demasiados precedentes. Normalmente, cuando Wall Street bajaba un poco, en Europa, que somos más vulnerables, bajábamos más. En las últimas cuatro correcciones desde 2015 en las que Wall Street ha caído, como mínimos un 5%, en Europa hemos caído mucho más. En cambio, ahora Europa está más fuerte que Wall Street y, dentro de Europa, el Ibex 35 es el índice más fuerte. Muestra de ello es que en las últimas cuatro semanas el DAX ha llegado a sacar 2.500 puntos al Ibex 35 y ahora le saca poco más de 1.600 puntos.
 
Los índices europeos no están atendiendo a la corrección de Wall Street, ni a su correlación con el petróleo, que está en mínimos anuales, ni con el euro, que ha llegado a máximos anuales, ni al pánico bancario, pues hemos tenido desplomes en Deutsche Bank e ING y no en el resto de bancos europeos, ni al atentado de Londres... Es muy curioso lo que está sucediendo y creo que estamos en una fase de euforia en la renta variable europea, sobre todo la española, que es un nuevo paradigma y no lo habíamos visto en el pasado.

¿Esta excesiva complacencia no le parece sospechosa?
Lo que ha ocurrido en Wall Street es que estamos viendo un escepticismo creciente con Donald Trump, pues casi cuatro meses después, Trump sigue sin  dar absolutamente ningún detalle, ni sobre su plan de rebaja fiscal, ni sobre su plan  de infraestructuras, ni nada de nada. Lo que estamos viendo es cierta hostilidad sobre otros miembros del partido republicano que no parece que comulguen con sus ideas. Creo que el mercado se está volviendo algo más escéptico. Ya ocurrió algo parecido en febrero; ahí también le empezaron a entrar algunas dudas al mercado sobre si el plan de rebaja fiscal iba a tener impacto en 2017. Pero rápidamente Donald Trump salió a la palestra diciendo que lo iba a presentar en las semanas próximas y que éste iba a ser maravilloso. Dos meses después sigue sin haber ningún detalle. Parece que no va a tener impacto positivo en la economía americana en 2017. Yo creo que eso es lo que está pasando en Wall Street, que está creciendo el escepticismo. Con todo, estar a un 2% de máximos históricos creo que no se puede considerar una corrección, ni mucho menos. Simplemente hemos levantado el pie del acelerador y vamos a ver qué pasa en las próximas semanas.
 
Si Donald Trump no saca adelante su proyecto fiscal y su programa de inversión en infraestructuras, ¿es posible que la FED se pase con tres subidas de tipos este año?
Yo creo que el escenario en el que la FED sube tres veces los tipos este año-quedan dos- no incluía el posible impacto positivo de esas políticas de Trump. De momento el calendario que maneja la FED podría ser el mismo que si hubiera ganado Hillary Clinton con otras políticas.
 
Creo que si Trump saca adelante sus medidas, y eso tiene un impacto positivo en la economía americana, podríamos tener hasta cuatro subidas de tipos este año. La FED podría incrementar un cuarto de punto más.
 
La actual previsión de la FED se basa en el escenario en el que Donald Trump no aprueba políticas fiscales ni económicas que cambien el actual ritmo de la economía americana.
 
Habrá que ver también cómo impacta negativamente todo el proteccionismo, y todas las derivadas negativas de las políticas de Trump.  A día de hoy el calendario de la FED es neutral y ajeno a Donald Trump.
 
El euro-dólar ha llegado a máximos anuales en 1,08, ¿Por qué? ¿Está descontado el mercado que el BCE pueda subir tipos de interés antes incluso de que acabe el QE?
La verdad es que no hay razones demasiado claras, es un movimiento sorprendente. La zona de 1,08 me parece un nivel muy elevado que deja más espacio a la baja que al alza. Me parece un nivel interesante para vender el par.
 
¿Por qué hemos llegado a 1,08? teniendo en cuenta que la FED ha subido los tipos de interés y que el BCE se ha ratificado en su idea de que el QE va a seguir, no están preocupados por la inflación…  Creo que por un lado hay claramente un movimiento de salida de dólares, cierre de cortos, cierta parte especulativa. Además, el mercado con este escepticismo en Donald Trump y la FED ha aligerado un poquito la fortaleza del dólar y por otro lado el euro ha recibido el espaldarazo positivo de las elecciones en Holanda, está perdiendo el miedo el miedo en Francia.. En cualquier caso a mí me sorprende un movimiento tan abrupto. Recordemos que a principios de año estábamos en 1,0350 cuando el mercado dudaba si la Reserva Federal iba a subir dos o tres veces y ahora la duda es si lo va a saber 3 o 4 veces y estamos en 1,08. Veo esas causas no contundentes ni convincentes como claves para haberlo llevado a este nivel. Por eso yo lo considero un buen nivel de venta.
 
Santander, BBVA y Telefónica se  encuentran entre los cinco mejores valores del Eurostoxx 50 en el año. ¿Ve factible que estos grandes valores sigan subiendo?
La verdad es que sí. Precisamente esta es la clave por la que el Ibex 35 es el mejor índice en las últimas cuatro semanas y uno de los mejores índices de occidente en 2017. Esto es lo que ha cambiado radicalmente en el Ibex 35. Ha sido mucho más flojo que el resto de Europa en 2015 y 2016 porque cuatro de sus principales valores –los dos grandes bancos, Telefónica y Repsol- lo hacían permanentemente peor que la media del selectivo. Y esto ha cambiado ya en 2017. En este año, tres de ellos: los bancos y Telefónica lo están haciendo mejor que la media del índice, dos –Repsol e Iberdrola- lo hacen en la media. Tan solo Inditex está restando muchos puntos este año al Ibex. Con esto han cambiado los valores que más y menos puntos aportan al Ibex 35.  Son valores que el mercado han pensado que estaban baratos. A día de hoy han mejorado mucho las recomendaciones, sobre todo con Telefónica.
 
Yo con los bancos sigo teniendo muchas dudas, no veo demasiado claro incorporar a esos bancos en una cartera permanente para 2017. Y con Telefónica, que era bastante escéptico podríamos empezar a considerarla como un candidato a entrar en cartera.
 
DIA sigue siendo la compañía con más posiciones cortas del Ibex 35. De hecho, la última revisión publicada por la CNMV aumentaba a máximos históricos. ¿Tienen razón los cortos al estar ahí? La compañía sigue subiendo y respeta el canal alcista.
Precisamente esas posiciones cortas pueden ser una ayuda para que el valor suba. Si esos cortos tienen que ser deshechos para no entrar en pérdidas es una orden implícita de compra y es un motivo para subir.
 
El tema de posiciones cortas siempre me ha parecido algo bastante anecdótico; nunca he llegado a ver una relación muy clara entre valores que tienen muchas posiciones cortas y que claramente tienen un peor comportamiento frente al resto. Hay otros valores que tradicionalmente siempre han tenido muchos cortos como Gamesa, Sacyr, las constructoras, los bancos  -Popular, Sabadell y CaixaBank-… la verdad es que no sacaría conclusiones importantes de ese hecho.
 
DIA se está comportando bien, ligeramente por encima de la media del selectivo; esos cortos pueden ser una razón para subir y no me dejaría llevar por esos datos sobre posiciones cortas.