A pesar de que la Reserva Federal es muy aficionada a la política monetaria expansiva, "no creemos que hoy vayan a anunciar el QEIII con un  bono estadounidense a diez años en el 1.95%  y el S&P en torno a los 1.200 puntos", reconoce Ignacio Pereda, presidente de Aristóteles Finanzas.  

El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke es muy aficionado a una política monetaria expansiva – ya lo vimos con el QE I y el QEII- y “no me extrañaría que algún día anunciara el tercero pero hoy no, pues no creo que marque una línea muy agresiva”, reconoce Ignacio Pereda, presidente de Aristóteles Finanzas. Este experto reconoce que la FED no debe estar preocupada “con un tipo del bono a diez año en el 1.95% y el S&P por encima de los 1.200 puntos” y advierte de que si el bono estuviera cerca del 4% y el índice americano por debajo de los 1.000 puntos “sí sería más seguro el tercer plan de estímulo cuantitativo”. ¿Hasta entonces? Puede tocar alguna herramienta de las que tiene auxiliares pero sin bajar tipos de interés. Herramientas como “bajar los tipos de interés de los depósitos que tienen que dejar los bancos americanos en la Reserva Federal”.

Respecto a la situación de Grecia, Pereda no cree que el país quiebre al tiempo que reconoce que no sería un gran problema pues “es un 2% del PIB y no es mucho dinero. Hablamos de un agujero entre 100.000-200.000 millones de euros cuando sólo el sector inmobiliario en España son 300.000 millones de euros. Y es sólo un sector”. Portugal es una economía más grande pero por el momento “no vemos riesgos de que vaya a tener mayores problemas”. ¿Y España? Lo que tiene que hacer España es lo que cualquier ama de casa tiene que poner en marcha “si vas mal de dinero tienes que reducir tus gastos a la mitad y elevar los ingresos al doble”. Lo que más le preocupa de esta situación – prosigue- es que se siga abriendo el diferencial respecto al bono alemán aun habiendo una intervención por parte de los bancos centrales.

En su dibujo del panorama internacional, este experto recuerda que los costes laborales unitarios en China están subiendo en el entorno del 10%. Si a esos se suma la subida del Yuan “puede causar falta de competitividad de la economía china, aunque tampoco una desaceleración porque siguen creciendo al ritmo del 9%. Si los costes unitarios en EEUU están planos, es posible que en 2012 esta economía sea más competitiva de lo que ha venido siendo hasta ahora, sobre todo con un dólar que les permite exportar bastante bien”. El principal cliente de Alemania es China y si éste tiene un problema de inflación y desacelera sus importaciones, la economía alemana podría sufrir.

Todos estos datos macro influyen en la renta variable. Estacionalmente octubre es momento de compra y mayo de venta. Este año se ha visto claramente pero "la sorpesa positiva puede venir por la emisión de eurobonos".  Sin embargo, para adoptar esta emisión es necesario que haya condiciones fiscales comunes a todos los países y sobre todo medidas por mandato constitucional. La sorpresa, después de una sobrevente muy fuerte en el mes de agosto, puede venir de ahí".

En cuanto a la renta variable, este experto reconoce que “estaríamos muy cautos respecto a la bolsa. Quien quiera bolsa la puede tener peor no una exposición más alta del 20%”. En este sentido, ve oportunidades en sectores defensivos – farma o telecos- que están pagando buenos dividendos. Sector de semiconductores - Intel, AMD, ASML Holdings, Taiwan Semiconductor – y de consumo discrecional – Henkel, Procter and Gamble y McDonalds- se puede mantener alguna posición.