En la tarde del viernes y una vez que el precio llegó a la zona que la habíamos catalogado como área de giro por su confluencia de líneas (soporte en agosto y directriz corta) la vela se volvió en rojo tras hacer una figura de vuelta que envuelve a la vela del día anterior (Engulfing Bearish Line). Esta formación se compone de una vela verde que está completamente comprendida en el rango de la siguiente vela que debe tener un gran cuerpo rojo. Tiene implicaciones bajistas o de cambio de tendencia, durante una tendencia alcista. Ahora bien, nosotros no creemos que por una simple vela, se vaya a girar el mercado. Un retroceso está dentro de lo lógico, pero creemos que a continuación volverá la subida. Más que nada, por el apoyo visto (la demanda) en los mínimos 1255.
GRÁFICO DE SITUACIÓN (DIMENSIÓN DIARIA)