Macro y Mercados La semana estuvo marcada por la falta de confianza de los inversores y la alta aversión al riesgo. Ello propició fuertes compras en la deuda estadounidense y europea principalmente concentradas en los tramos cortos de las curvas. Así, el movimiento principal de las mismas fue de sensibles incrementos en las pendientes alcanzando niveles no vistos desde hace un año en la curva europea y de dos en la estadounidense. Los notables descensos en la rentabilidad de la parte corta de curva tuvieron su reflejo en la cotización de los futuros a tres meses ya que en la economía estadounidense se descuentan descensos del tipo de intervención por parte de la Fed hasta el 4,75% al final del año (expectativas que parecen ser apoyadas por la rebaja del tipo de descuento por parte de la autoridad monetaria en 50 p.b. hasta el 5,75% del viernes, en un intento por ombatir las restricciones de liquidez del mercado) y en la europea, pese a seguir escontándose la subida anunciada de septiembre, el sesgo posterior es arcadamente más laxo, barajándose un descenso al 4,0% en la primera parte del róximo año. Comenzamos una semana relativamente escasa en cuanto a publicación de atos macroeconómicos y en la que además, la atención del mercado posiblemente e centre en otras noticias. En Europa sólo cabe destacar el indicador Zew (martes) e confianza de los inversores, del que podría resultar interesante analizar el mpacto de la actual crisis de crédito y liquidez en los inversores. Asimismo, es importante la descomposición del PIB final alemán (jueves), que mostrará señales de hasta qué punto una hipotética recuperación del consumo servirá para mantener el dinamismo en los próximos trimestres. En EE.UU. destacan las ventas de viviendas nuevas (viernes), que probablemente seguirán cayendo en línea con el mantenimiento de la tendencia negativa del sector inmobiliario. Además, ayer se publicó el LEI de julio que aumentó un 0,4% mensual mostrando perspectivas de una leve recuperación de la economía en los próximos meses. En comparecencias destacará una de Lacker de la Fed y una reunión entre Bernanke, Paulson y el presidente del Comité bancario del Senado estadounidense en la que se hablará de la crisis en el mercado de crédito (ambas hoy martes). En este sentido, el presidente del Comité dará una rueda de prensa a las 17:00. Posicionamiento en curva La curva europea sigue claramente condicionada por la alta volatilidad del mercado y la falta de confianza de los inversores. Ello ha provocado que las continuas inyecciones de liquidez de los bancos centrales al sistema no hayan solucionado el problema de fondo. En este sentido, un reestablecimiento de la confianza probablemente no tenga lugar hasta que se despeje el nivel de exposición de los operadores a las pérdidas originadas por el mercado subprime. Ello rebajaría los niveles de volatilidad y daría un mayor protagonismo a los datos macroeconómicos que, por otra parte, muestran un crecimiento bastante sólido. Bonos de gobierno zona euro La actividad en el mercado primario vuelve a ser muy escasa destacando sólo una emisión portuguesa y otra griega de unos 1.000 millones de euros cada uno. No se esperan vencimientos ni pagos de cupones relevantes. El encarecimiento relativo de los bonos de gobierno respecto a la curva swap continuó activo en la parte corta de la curva, extendiéndose a bonos con vencimientos un poco más largos. Los tramos de mayor vencimiento continúan mostrándose en precio frente a la referencia. Renta fija privada La deuda privada continuó con un comportamiento negativo y una ausencia prácticamente total de liquidez ante la elevada incertidumbre que experimentó el mercado. Una vez más el sector de servicios financieros fue uno de los más dañados, aunque el que peor comportamiento mostró fue el de autos ante las penalizaciones de GMAC y Ford Motor Credit, precisamente por su posible implicación en la crisis subprime. En ratings hay pocas variaciones, destacando el descenso de calificación de Countrywide y de Nestlé tanto por S&P como de Moody’s. La primera derivó de sus implicaciones en la crisis hipotecaria (tuvo que apelar a la totalidad de su línea de crédito) y la segunda después de un anuncio de recompra de acciones por 25.000 millones de francos suizos en tres años. Análisis Técnico Analizamos el Bund, tipo de cambio Dólar / euro y la TIR estadounidense a 10 años