Wim-Hein Pals, Vicepresidente ejecutivo y Responsable de Mercados Emergentes de Robeco, habla sobre las oportunidades que hay en los mercados emergentes para este ejercicio.
 
Tras varios años a la cabeza de los mercados emergentes, ¿por qué sobreponderan a India en su cartera de renta variable emergente?

India es nuestro país preferido en mercados emergentes. Fundamentalmente debido a que tiene un gobierno fuerte. Está implementando las reformas adecuadas.  A nivel nacional están introduciendo un impuesto que grava los productos y servicios, una especia de IVA. Hasta ahora cada estado tenía un impuesto local. Ahora se unifica en todo el país, es un impuesto único denominado GST que grava productos y servicios. Por otra parte, está la desmonetización, que ha tenido efecto retirando los billetes de mayor valor (500 y 1000 rupias) del sistema financiero. Ha tenido un impacto doloroso a corto plazo, al existir una enorme actividad de pequeñas transacciones comerciales en moneda entre los ciudadanos y los comercios indios. Ha sido especialmente duro en los dos últimos meses de noviembre y diciembre. Sin embargo, la gran mayoría de ciudadanos indios ya se han hecho a la nueva situación. En definitiva, se trata de realizar sacrificios a corto plazo para lograr un beneficio a largo plazo. En India existe una gran cantidad de personas que no pagan impuestos. Pero con estas reformas, a largo plazo tendremos una sólida base de contribuyentes en la India, lo que hasta ahora no era posible. El presidente Modi ha logrado revertir esta situación, lo que significará mayores ganancias y posibilidades de crecimiento económico para el país.    

También sobreponderan China, pero… ¿Cuáles son los riesgos potenciales que hay en el país asiático?

La situación de la deuda China es lo primero que, podríamos decir, monitorizamos diariamente. La deuda China ha crecido muy rápido, pero también es verdad qué acompañada de un importante crecimiento, así que se trata de una combinación entre deuda y crecimiento. Por ello, es muy importante saber escoger en China aquellas compañías que presentan un balance saneado y no están endeudadas. Elegimos empresas que presentan la menor deuda en su balance y que tienen las mayores expectativas de crecimiento. Nos centramos en la parte doméstica de la economía china, el consumo, es nuestro principal interés, y en donde observamos el mayor crecimiento. En definitiva, tenemos la nueva economía china en nuestra cartera, y evitamos la exposición a sus compañías estatales, y también a las financieras, en donde estamos infra ponderados con nuestra estrategia.

Otro tema que también resulta de interés de cara a los mercados emergentes es la futura subida de tipos de interés en Estados Unidos. ¿Está preocupado por ello?

Bien, el lado bueno del aumento de los tipos de interés en EE.UU. es que tiene un efecto positivo en los mercados emergentes. Si nos fijamos en el último ciclo de ajuste monetario entre 2004 y 2008, fue justamente el último periodo de gran rendimiento de los mercados emergentes. Así que el ciclo de ajuste está guiado por el crecimiento, no la inflación, ésta no es el problema, y el crecimiento es bueno para los países emergentes en general. Es interesante observar que los tipos de interés altos en los EE.UU. coinciden con mayores rendimientos, en términos absolutos y relativos, en los países emergentes.

 La política proteccionista de Donald Trump amenaza México y es uno de los factores de riesgo que se espera para este año. ¿Qué expectativas tienen ustedes para la economía mexicana?

Sí, en la actualidad estamos cautos con México. Lo tenemos infraponderado en nuestra cartera en relación al benchmark. Tenemos una exposición muy pequeña, aproximadamente el 2% de nuestra cartera. Obviamente estamos preocupados por las intenciones del presidente norteamericano Mr. Trump de construir en la frontera común de estos dos países un muro. También las barreras al comercio, y los aranceles a la importación nos hacen ser cautos. Por otra parte, México será el primero que sufra el daño que puede causar que el acuerdo NAFTA se ponga sobre la mesa para ser renegociado, algo que a México y Canadá no les gustaría. La principal razón para la debilidad del peso mexicano fue Mr. Trump, así que el peso podría continuar débil durante tiempo. En definitiva, todas estas razones nos hacen permanecer cautos con México.

Ligado con esto, ¿recomendaría evitar invertir en compañías de países desarrollados con alta exposición a México?

En efecto eso podría ser interesante. Sin embargo, y hasta cierto punto, la mayoría de las malas noticias ya están descontadas, no todas por supuesto, pero creo que no deberíamos ser muy pesimistas, el anunciado arancel del 35% a las importaciones todavía no está aquí, y el presidente de los EE.UU. necesita la aprobación del Congreso para habilitar este tipo de aranceles tan altos a la importación. El presidente está habilitado para suspender el acuerdo NAFTA o renegociarlo, pero no tiene la capacidad de introducir aranceles del 35% o más altos, en este punto necesita de la aprobación del Congreso, y este se puede mostrar más equilibrado y parar la introducción de estos exagerados aranceles. Dicho esto, seriamos también cautos con las empresas mexicanas.

¿Qué espera para la economía brasileña para este año?

Bueno, Brasil está saliendo de una dura recesión, sobre todo en 2015 y 2016. Creemos que va a crecer, esperamos entre el 1% y el 1.5% en términos de PIB este año. Pero también somos muy cautos con la bolsa brasileña. Las acciones han experimentado un rally alcista y el real está muy caro. Los tipos de interés están extraordinariamente altos, un 13%, y la inflación está relativamente baja, por lo que consideramos que existen motivos suficientes para que los tipos bajen significativamente en Brasil y ponga cierta presión de ahora en adelante sobre el Real. Después del rally que experimentó el real el año pasado, ahora esperamos un periodo de relativa calma que estabilice la moneda, sobre todo en base al recorte de los tipos en Brasil.