Seann Flanagan, gestor de multiactivos de Aberdeen, habla sobre la situación actual de los mercados y por qué es interesante la inversión a través de multiactivos.
 
¿Cuál es su visión global de los mercados en estos momentos con todos los riesgos geopolíticos?

Claramente, el último año en los mercados ha estado muy dominado por los acontecimientos políticos, con eventos como el Brexit en Reino Unido, los resultados de las elecciones de Estados Unidos y en general el ascenso del populismo en toda Europa, y esto tuvo un alto impacto sobre los precios de los activos tradicionales. Nuestro enfoque está más centrado en la diversificación multiactivo, por lo que analizamos una cantidad de clases activos que tengan diferentes motores de rendimientos, diferentes fuentes de riesgo. De esta forma, intentamos no  centrarnos mucho en el resultado de eventos como los acontecimientos políticos y esto se traduce en que más o menos aceptamos su impacto cuando realmente ocurren.

¿Cómo impactará la política monetaria de los bancos centrales en sus inversiones?

Hemos tenido retornos bastante buenos en las clases de activos tradicionales durante los últimos 10, 20, 30 años. Una combinación simple de deuda y renta variable ha funcionado muy bien para los inversores y una gran parte de esto ha venido del rendimiento de la deuda soberana, que parcialmente ha estado impulsada por los QE y políticas monetarias acomodaticias de los bancos centrales. Esto parece estar llegando a su fin y por ello creemos que la deuda soberana por ejemplo dejará de ofrecer el mismo retorno en el futuro que ha tenido en el pasado, por lo que existe un riesgo en el mercado al querer tener los mismos retornos en el futuro.  Lo mismo aplica a la renta variable, se ha estado comportando muy bien como resultado de los estímulos monetarios que hemos visto. En consecuencia, de cara al futuro, aunque nos sigue gustando la renta variable como clase de activo, dado que muchos mercados están subiendo, hemos adoptado un enfoque más diversificado para tratar de generar los retornos requeridos confiando menos en los tipos de activo tradicionales, que se han visto impulsados en parte por la acción de los bancos centrales.

¿Podría contarnos cuál es su enfoque de inversión en estos momentos?

Nuestro enfoque multiactivo está mucho más centrado en el concepto de diversificación y el núcleo de este enfoque es la visión de que los retornos a largo plazo se generan mejor a través de un enfoque multiactivo y este es el caso particularmente cuando tomamos en consideración factores como la volatilidad y drawdown en el horizonte de inversión. Invertimos en una amplia gama de clases de activo, como renta variable, crédito, leasing de aviones, energías renovables, etc. Creemos que esta combinación más amplia de exposiciones constituye una buena manera de aprovechar el entorno actual.

¿Cómo accede a estos tipos de clases de activos?

Trabajamos en una organización como Aberdeen que es inmensa y que cuenta con numerosos recursos. Tenemos especialistas en diversos equipos de las principales clases de activo que proporcionan apoyo para analizar los mercados, nos aportan visiones sobre esos tipos de activo... También son capaces de gestionar algunos segmentos de la cartera para nosotros. Por ejemplo en los fondos multiactivo les asignamos capital para que lo gestionen para nosotros. Tenemos algunos vehículos especiales, por ejemplo en renta fija, lo que nos permite un acceso más fácil a mercados que no están regulados o son complicados en términos de acceso. Hacemos un gran uso de alternativos cotizados  y de compañías de inversión en el Reino Unido. Es un mercado muy importante para nosotros porque nos permite acceder en un formato cotizado a lo que de otra manera sería una clase de activo ilíquida. De esta forma, podemos invertir directamente en valores, en los que podemos entrar y salir, sin la que clase de activo subyacente tenga que ser comprada o vendida. Es enormemente importante para nosotros conseguir esta exposición a una amplia gama de clases de activos.

Las perspectivas de inflación han cambiado. ¿Está de acuerdo con otros gestores que ven más interesante la inversión en bonos de grado de inversión ahora?

El entorno macroeconómico es algo a lo que prestamos atención y, como he dicho, tenemos equipos de estrategas y economistas que nos ayudan a formar una visión de elementos como la inflación. En concreto, en relación con la deuda con grado de inversión, normalmente no constituye la parte central de nuestras carteras; en este momento no tenemos exposición ni a la deuda con grado de inversión ni a la renta fija soberana.  No creemos que los retornos que están ofreciendo los bonos con grado de inversión compitan con los de otros tipos de activo que vemos más atractivos en otros lugares, como la deuda de mercados emergentes o infraestructuras.

¿Invierte por países? ¿En qué regiones ve más interesante invertir en estos momentos?

No invertimos con una perspectiva regional, nos centramos en las inversiones subyacentes y la selección regional es el resultado de esto. En el segmento de renta variable, ponemos en práctica una estrategia mejorada de baja volatilidad ejecutada por nuestros equipos Quant de renta variable y el objetivo es superar al MSCI World Index en el medio y largo plazo. Así que hay un poco de selección regional como consecuencia de esto, pero no está motivada por nuestra visión de los mercados regionales.