En las próximas décadas el  mundo del futuro estará disruptado por cuatro factores:  criptoactivos, inteligencia artificial, genoma humano y almacenamiento de electricidad. Por lo que tener un pie en este nuevo mundo será fundamental para cualquier inversor. Si ponemos el foco sobre los critpoactivos, “el mercado ha generado un volumen de 27 trillones en los últimos 13 años, el equivalente al 30% de las reservas de oro. En los próximos años se espera que el volumen alcance los 100-200 trillones, con lo que estamos en el principio del principio”, dice Huete. Un experto que cree que todo el mundo debe tener un pie en esta nueva clase de activos dentro de la inversión alternativa. Siempre, eso sí, sin perder la filosofía básica de la inversión: largo plazo, con aportaciones sistemáticas y olvidándose del ruido de los mercados. 

Con especial atención a esta última variable. Y es que parece que la volatilidad va ligada a este tipo de activos. Pero “si quieres rentabilidad, prepárate para la volatilidad”, dice Huete, que cree que la forma de entenderlo es “no asustarse” pues ese mundo está ahí, es imparable porque proviene de un movimiento cultural en defensa del individuo que hace que el potencial de estos activos sea exponencial. 

Curso on.line de Estrategias de Inversión

Y aquí entra también la tokenizacion, que llevará a que cualquier actividad empresarial acabe dentro del mundo de los criptoactivos.  Jesús Sánchez Bermejo, Co-Founder Criptoro reconoce que ahora, a través de la CNMV, está permitido solicitar hasta ocho millones para huir del sistema centralizado bancario. “En muchas ocasiones hay una dificultad para las pequeñas y medianas compañías de conseguir un préstamo para un proyecto que puede ser muy viable pero que a nivel bancario tiene riesgo cuando a través de DeFi (finanzas descentralizadas) se pueden captar partícipes”.  La tokenización significa que la propia empresa se fracciona y da un valor “no sólo económico sino político de la compañía para una serie de tokens con el objetivo de captar fondos para que ese proyecto vea la luz y los partícipes puedan tener una  gran revalorización que, quizás, de otra forma podrían conseguir. Y adicionalmente, la compañía se puede surtir de esa monetización para que el proyecto sea viable”. 

La formación y la diversificacion es imprescindible en un activo como este. Pero ¿por dónde va su futuro?¿cómo impactará la eclosión de ETF que buscan replicar su comportamiento?¿qué importancia tiene la fiscalidad a la hora de invertir en criptoactivos? 

Vea la tertulia completa en el vídeo