Bestinver ha obtenido rentabilidades del 7% en su cartera ibérica en los primeros años. Un porcentaje que supera la compuesta por compañías internacionales. Hablamos con Gustavo Trillo, director comercial de Bestinver, sobre la evolución del negocio y los movimientos realizados en los primeros tres meses del año.

¿Cuál es el balance que hacen de las carteras –internacional e ibérica- en el primer trimestre?

Creo que el balance es positivo porque las rentabilidades han sido muy positivas. En el caso de la internacional un 8% y en el caso de la ibérica, algo menos del 7%. Pero lo más importante es que desde el punto de vista del potencial de las carteras hemos trabajado este trimestre para mantener un potencial de revalorización cercano al 40% en las dos carteras.

Tanto en la internacional como en la ibérica, ¿verdad?

Efectivamente, lo que hemos hecho ha sido ir reduciendo posiciones en aquellas compañías que lo han hecho muy bien en términos de rentabilidad y ese dinero lo hemos ido reinvirtiendo en aquellas compañías que nos ofrecían un mayor margen de seguridad y un mayor potencial de revalorización a largo plazo.

Destaca el aumento de exposición tanto en Bankia como en CaixaBank. ¿Por qué se ha tomado esta decisión?

CaixaBank y Bankia  son dos bancos que nos gustan mucho. Primero porque tienen una situación de capital francamente envidiable y segundo porque están muy bien gestionados, aunque son modelos de negocios distintos.

En CaixaBank una de las cosas que nos gusta mucho es su capacidad de generar ingresos al margen del negocio tradicional bancario: gestión de activos o asegurador.

En el caso de Bankia la situación es distinta y lo que vemos es un mayor potencial de generar ese tipo de ingresos no bancarios. A día de hoy la mayoría de sus ingresos es de las hipotecas y tiene mucho que hacer en otros negocios. Tiene un equipo directivo de primerísima línea que estamos seguros de que irán en esa dirección.

Con todo, estos bancos han corrido mucho en bolsa en los últimos meses. ¿Siguen viendo potencial?

Bueno, es curioso porque en nuestra cartera internacional sí hemos reducido algo nuestra exposición a bancos (ING). Hay unos bancos que nos gustan, con un negocio muy saneados y creemos que pueden generar beneficio de una manera muy recurrente, pero de la misma manera cuando esos bancos desde que iniciamos la posición han subido ya un 45% el precio nos empieza a gustar menos y por lo tanto hemos reducido la exposición.

En el caso de España, como esa reducción en precio no había sido tan positiva hemos aumentado la posición a principios de este trimestre y a día de hoy la seguimos manteniendo porque todavía hoy vemos algo de potencial de subida.

También han aumentado el peso de Gamesa en vuestras carteras, a pesar de las subidas en bolsa. ¿Por qué?

Entendemos que las sinergias potenciales desde un punto de vista de reducción de costes todavía no están recogidas por el mercado. Lo que vemos es que Siemens era una compañía que tenía ciertos problemas para reducir su base de costes, mientras que Gamesa es una compañía que se ha caracterizado por tener el equipo directivo más eficiente en la gestión de costes. Entendemos que esa sinergia va a conseguir que el conjunto de las dos compañías tenga una importante reducción de costes.

Sin embargo, han reducido exposición en Telefónica…

Hemos reducido en Telefónica y en otras compañías como AtresMedia o Mapfre, pero no porque no nos guste el modelo de negocio, sino porque pensamos que el margen de seguridad  se ha ido reduciendo y podemos encontrar mayor potencial de revalorización en otras compañías que a lo mejor se han quedado rezagadas en cuanto a rentabilidad.

¿Cómo ha evolucionado el nivel de liquidez en sus carteras en este primer trimestre?

Para nosotros mantener un nivel adecuado de liquidez es fundamental porque nos permite aprovechar las oportunidades cuando se plantean. No sabemos cuando vamos a tener la oportunidad de incorporar un buen negocio a un buen precio, pero cuando  llega ese día tenemos que tener liquidez para ejecutar esa operación de manera instantánea. Por eso tanto en nuestra cartera internacional, en la que mantenemos liquidez por encima del 10% como en la cartera ibérica (algo menos del 10%), siempre mantenemos el nivel de liquidez para aprovechar las oportunidades.

Así que están expectantes porque se produzca un episodio de volatilidad que le permita poner a trabajar su famosa "lista de la compra"…

No deseamos un episodio de volatilidad, pero seríamos capaces de aprovecharlo para incorporar buenas compañías a buenos precios.