El modelo de negocio de Atrys Health se sustenta sobre tres pilares: servicios de diagnóstico de imagen médica multiespecialidad online y oncológico personalizado; servicios de oncología radioterápica avanzada; e I+D para desarrollar nuevas herramientas en ambos… De esta ‘tercera pata’ hablamos con su responsable, Víctor González Rumayor, director de I+D de Atrys Health. 

 

 

Sus principales líneas estratégicas de I+D son con partners de primer nivel, ¿qué nos puede decir de ellos?

Nuestra actividad tanto en diagnóstico como en radioterapia se basa en la medicina de precisión, que exige por definición el abordaje multidisciplinar de las patologías. Nuestra empresa,  en su condición de PYME, ha sido consciente en todo momento de la necesidad de abordar nuestras líneas de I+D en colaboración con socios clínicos y tecnológicos, y en este sentido hemos intentado siempre contar con colaboradores de primer nivel. En este momento estamos desarrollando proyectos nacionales en colaboración con grupos de investigación de excelencia de hospitales públicos y privados, industria farmacéutica, universidades y centros públicos de investigación, distribuidos por casi toda la geografía española: Cataluña, Galicia, Andalucía, Madrid, Valencia, Castilla-León, Aragón y País Vasco. Nuestro sistema nacional de salud es excelente y cuenta con clínicos e investigadores punteros de reconocido prestigio internacional. Tenemos la enorme suerte de estar inmersos en este ecosistema que supone un estímulo para nosotros mismos.

En cuanto a nuestros socios extranjeros, tenemos una estrecha colaboración por motivos fundacionales con Mount Sinai Hospital de Nueva York con el que mantenemos diversas líneas de actuación. En Europa contamos con proyectos en colaboración con hospitales, centros tecnológicos e industria farmacéutica de Francia, Alemania, Reino Unido, Bélgica, Italia y Suecia. Más recientemente, durante este último año, hemos iniciado proyectos con Latinoamérica en Chile y Colombia, donde esperamos crecer tanto en servicios como en I+D.

Consideramos que este capital relacional es uno de nuestros principales activos para poder desarrollar satisfactoriamente nuestra I+D. Nos exige un altísimo nivel de actualización de conocimiento que conlleva un esfuerzo notable, pero al mismo tiempo nos permite estar en la punta de lanza de los nuevos avances que se producen en nuestro campo.

El foco lo ponen en biopsia líquida, big data y algoritmos, aplicado a cáncer, autoinmunes, diagnóstico online y screening, ¿cuáles son sus principales proyectos en este sentido?

La biopsia líquida está suponiendo una revolución en el diagnóstico de diversas patologías, pero muy especialmente en cáncer. El hecho de que con métodos mínimamente invasivos, como son la toma de una simple muestra de sangre o de orina, podamos estudiar las claves moleculares de procesos cancerosos abre enormes posibilidades para el estudio de la evolución de los tumores y de su respuesta frente a las terapias.  

En este momento estamos desarrollando varios proyectos de biopsia líquida, pero destacaría tres por su interés clínico. El primero de ellos se centra en el desarrollo de un kit para la detección en sangre de mutaciones existentes en tumores cerebrales que, como es bien sabido, en muchas ocasiones tienen muy mal pronóstico. La biopsia del tejido de tumor cerebral, como es fácilmente comprensible, no es un procedimiento exento de riesgos y contraindicaciones y en el mejor de los casos solo puede realizarse una vez. El método que estamos desarrollando, y que esperamos esté en el mercado en un plazo relativamente corto, nos permitirá hacer un seguimiento de los pacientes para analizar su respuesta frente a las terapias, pudiendo detectar de forma muy temprana la aparición de recaídas.

El otro proyecto altamente innovador combina el análisis genómico y metabolómico de muestras de sangre de pacientes con cáncer de mama. Es la primera vezque se combinan estas dos ómicas bajo una misma plataforma para estudios diagnósticos de cáncer. Este tipo de abordaje nos permite la detección muy precoz del cáncer de mama, y además facilita la  monitorización de la evolución de la enfermedad en respuesta a las terapias, lo cual impacta directamente en la planificación terapéutica y su adaptación continua de forma individualizada para cada paciente.

Por último estamos iniciando un proyecto de caracterización inmunológica en biopsia líquida en cáncer de pulmón, en este caso dirigida a la estratificación de pacientes para inmunoterapia. La inmunoterapia está suponiendo una auténtica revolución en el tratamiento de algunos tumores en los que las terapias existentes no tenían éxito. Esta caracterización de pacientes permitirá una optimización de recursos y una racionalización del coste del tratamiento especialmente interesante en este caso por el elevado precio de los fármacos. 

En cuanto al diagnóstico online, estamos especialmente centrados en el desarrollo de herramientas que permitan realizar screening automático de determinadas patologías a través de la imagen. En este momento estamos desarrollando dos proyectos para incorporar a nuestra plataforma de telemedicina y que incluyen el desarrollo de algoritmos para la inclusión de sistemas de deep learning, de forma similar a como actúan las redes neuronales. La incorporación de estos sistemas de inteligencia artificial permite a nuestra plataforma aprender de los casos que se incorporan a la misma ajustando los algoritmos para una mayor precisión diagnóstica.

¿Cómo lo financian?

Todos nuestros proyectos que actualmente están en marcha en ATRYS cuentan con financiación propia y, al mismo tiempo, con la participación de agencias de financiación nacionales y/o europeas, mediante la presentación a las correspondientes convocatorias en concurrencia competitiva. Por tanto, nuestros proyectos son evaluados siempre por expertos externos que analizan no sólo su viabilidad técnica sino también la traslación al mercado de sus resultados y su explotación comercial. Ello nos exige un trabajo concienzudo, pero al mismo tiempo nos garantiza que contamos con el  nivel de excelencia que buscamos. 

En el ámbito internacional en este momento tenemos proyectos  que cuentan con subvenciones del Séptimo Programa Marco Horizonte 2020 de la UE, el Programa Eurostars de la Comisión Europea, la Iniciativa en Medicamentos Innovadores de la EFPIA y la Comisión Europea, y el Programa EUREKA a través de CDTI. En cuanto a proyectos nacionales contamos con la financiación del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad a través de los Programas RETOS-COLABORACIÓN y del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital a través de la Acción Estratégica Economía y Sociedad Digital.

¿Cuáles han sido sus últimos hitos? ¿Nos puede avanzar algo de los próximos?

La I+D que hemos desarrollado desde nuestro nacimiento en 2008 hasta la actualidad nos ha permitido incorporar a nuestra cartera de servicios nuevas herramientas de diagnóstico avanzado y tratamientos de radioterapia oncológica de dosis única. Gracias a los proyectos de I+D que hemos realizado, estamos ofreciendo pruebas o paneles de diagnóstico oncológico personalizado y tratamientos de radioterapia de dosis única, que además de reducir el número de sesiones, ha mostrado una mayor eficacia terapéutica y menores efectos secundarios. En definitiva, estamos hablando de muchos pacientes que en este momento se están beneficiando ya de nuestros esfuerzos en programas de I+D.

En los últimos años hemos centrado nuestros esfuerzos en el desarrollo de kits diagnósticos, companion diagnostic y plataformas de ayuda a la toma de decisiones que esperamos  alcancen el mercado en el corto- medio plazo.

Desde el año 2012 estamos trabajando en colaboración con el CSIC en el desarrollo y caracterización de un anticuerpo monoclonal capaz de identificar  las células madre de cáncer en tumores cerebrales, que son precisamente las responsables de la resistencia frente a la terapia. En este momento estamos estudiando la capacidad de este anticuerpo para inhibir el crecimiento de estas células madre del cáncer con resultados muy prometedores, lo cual  nos abre unas interesantes expectativas para su uso como terapia combinada con los tratamientos convencionales que reducen el tamaño del tumor pero se ha mostrado ineficaces en la erradicación de este tipo de células.

Por último, tenemos enormes expectativas en el area de radioterapia, concretamente en los estudios que estamos comenzando en combinación con inmunoterapia. Estamos comprobando como la radioterapia, y más especialmente la radioterapia de alta dosis aumenta la eficacia de la inmunoterapia en numerosos tumores. La radiación recibida por el tumor parece inducir la generación de neo-antígenos que el propio sistema inmune es capaz de reconocer de forma que su combinación con los nuevos inmunoterápicos nos va a proporcionar resultados muy positivos con beneficio inmediato para los pacientes.

¿Qué ha supuesto para su división el ser una empresa cotizada?

Como para cualquier otro departamento de la compañía, el hecho de ser empresa cotizada implica un alto nivel de compromiso responsable con los inversores y un necesario análisis de la situación de la empresa en el mercado. Ello acarrea una mayor exigencia en el reporting, y al mismo tiempo, el estricto seguimiento de protocolos en la comunicación de resultados. Estas exigencias de transparencia han sido rápidamente incorporadas al departamento de I+D y nos ha permitido mejorar nuestros procedimientos internos de comunicación y tratamiento de la información.

Por otra parte, apenas llevamos un año como empresa cotizada y aún es muy pronto para valorar el efecto de nuestra salida al mercado en la percepción de nuestros posibles colaboradores futuros en I+D. Hasta el momento nuestros socios y colaboradores en proyectos han recibido con entusiasmo nuestra salida al mercado. Ser una empresa cotizada conlleva un valor reputacional añadido que esperamos sea favorablemente percibido en el ecosistema. 

En 2016, Atrys Health invirtió 1,5 millones de euros en I+D. ¿Repetirán o incrementarán esta cifra en 2017?

En 2017 esperamos mantener la inversión en I+D con un ligero incremento. Los últimos años hemos podido realizar un aumento gradual de  la inversión hasta alcanzar estas cifras que, de momento, consideramos adecuadas para alcanzar nuestros objetivos para este año. No obstante, la proyección que esperamos en el área de radioterapia y los interesantes y prometedores avances que se están experimentando en la combinación radio-inmuno terapia nos conducen a incrementar nuestros esfuerzos en I+D en éste área, de forma que esperamos poder aumentar nuestra inversión para 2018 en proyectos de radioterapia.

De hecho, el año pasado los ingresos de Diagnóstico e I+D crecieron un 48% respecto al ejercicio previo (74% radioterapia). ¿Cómo avanza 2017 en este sentido? ¿Qué previsiones manejáis a medio plazo?

En el primer semestre 2017 hemos mantenido tasas de crecimiento similares a las experimentadas en 2016 con un crecimiento de los ingresos del 45%. Nuestro objetivo es seguir manteniendo tasas de crecimiento significativas a medio plazo.