El mercado norteamericano ha vuelto a terminar la cotización en positivo, después de conocerse la segunda estimación del PIB del país además de las peticiones iniciales de desempleo.
Los niveles conquistados en Wall Street parecen no topar con su límite. Hoy ha vuelto la tónica comprante en la bolsa estadounidense, después de que lass referencias macroeconómicas hayan calado en los inversores de manera positiva. El optimismo ha regresado, tras la transición de ayer, y parece que para quedarse. Al menos no parece verse un atisbo de fuertes caídas hasta el momento.  (Ver: Incrementamos la exposición)

Sin embargo, la pregunta es: ¿Hasta dónde puede llegar a revalorizarse  el índice de referencia de Estados Unidos? Para José Luis Cárpatos, analista independiente, "el S&P 500 tiene ya muy poco margen". En esta línea asegura que "como mínimo en algún momento del otoño, casi con toda seguridad, va a tocar la media de 200 que es lo que suele actuar como soporte". 

Por tanto, explica que debería hacer como mínimo una corrección "hasta los 1.787 puntos". Pero añade: "Conforme pase el verano va a costar cada vez más, puesto que por arriba vemos el margen muy estrecho, quizá 1.950 o 1.960 y algo, pero no mucho más allá". (Art Cashin: ¿Qué puede ocasionar nuevas caídas en Wall Street?)

De esta manera, el S&P 500 finaliza con un aumento del 0,45%, el Dow Jones avanza el 0,39%, mientras que el Nasdaq repunta el 0,54%.  (Ver: El S&P en máximos y la volatilidad en mínimos)

Así pues, los datos macroeconómicos han sido los que han llevado la voz cantante durante toda la jornada. Y con motivo. Antes de la apertura conocimos que el PIB de Estados Unidos se contrajo en su segunda estimación un 1%, desde el 0,1% de expansión que se había pronosticado en un primer instante. 

El consenso de mercado esperaba una contracción del 0,4%, por lo que el descenso ha sido mayor de lo previsto. Se trata de la primera contracción desde el 2011.

También hemos sabido que las peticiones iniciales de desemplo descendieron en 27.000 en relación a la semana anterior hasta una base estacionalizada de 300.000 solicitudes. Además, la media de cuatro semanas se redujo en 11.250 peticiones hasta un total de 311.500. 

Desde el punto de vista empresarial, Abercrombie ha cerrado subiendo más de un 4%. El minorista de ropa registró una pérdida en el primer trimestre que fue más débil de lo que los analistas estimaban como resultado del lanzamiento de sus últimos productos, que desaceleraron su caída de las ventas. (Abercrombie & Fitch es alcista a medio y largo plazo)

Twitter ha subido también al cierre, después de que Cantor Fitzgerald que cambió la recomendación hasta comprar. La red social aumentó un 11% ayer, revirtiendo la caída de dos semanas atrás. (Twitter sigue protagonizando la sesión)

Por otro lado, Tilly ha cedido más de un 16%, después de dar una previsión de beneficios que no alcanzaron las estimaciones. El minorista pronostica ganancias del segundo trimestre de 3 centavos a 7 centavos por acción, por detrás de los 13 centavos que los analistas habían pronosticado. (Los valores calientes del día en Wall Street)

La rentabilidad de los bonos a 10 años se encuentra en mínimos de 10 semanas, en 2,4470%. El EURUSD se cambia en 1,3602 dólares. Mientras que el brent está en 110,05 dólares el barril. Por último, el oro cotiza en 1.256 dólares. (Ver: Jeff Saut: El S&P 500 va hacia los 1950-1975 puntos

Conozca cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí