De nuevo la situación internacional ha enturbiado la sesión en Wall Street que cierra, por segunda sesión consecutiva, en negativo. Tampoco han ayudado algunos de los resultados de las minoristas.
Hoy la atención ha estado centrada en China. O mejor dicho, en el cobre que ha experimentado una caída de un 3% hasta alcanzar su menor nivel desde julio de 2010. (Ver: cobre, pérdida de un soporte importante).

Al mercado han vuelto los rumores de la quiebra de una nueva empresa minera en China. Lo que está claro es que el país asiático no pasa por su mejor momento económico -lo vimos ayer con la publicación del dato de exportaciones de febrero-. El país, a su vez, es el mayor consumidor de cobre y si el cobre cae y a China no le va muy bien, la economía mundial tiembla. (¿Estamos ante una nueva tormenta perfecta?)

De esta manera, el S&P 500 acaba con caídas del 0,51%, el Dow Jones cede un 0,41%, mientras que el Nasdaq se deja un 0,63%. (Ver: en resistencias sin convencimiento)

Al cóctel de problemas que vienen desde el otro lado del Atlántico se une la tensión creciente en Crimea. Aunque el tema no encabeza periódicos, lo cierto es que sigue creando incertidumbre y en momentos en los que estamos consolidando máximos históricos, es una buena excusa para vender. Y así ha sido.

Hoy el Presidente depuesto ucraniano Yanulovych ha asegurado que el nacionalismo radical puede llevar a una guerra civil en el país. Por su parte, el Secretario de Estado norteamericano rechaza una oferta de negociación con el Gobierno ruso, poniendo como condición que se cumplan las demandas de base norteamericanas.

Desde un punto de vista macroeconómico la jornada ha estado huérfana de grandes datos. Sin embargo, hemos conocido que los inventarios mayoristas crecieron más de lo previsto en enero gracias a los sectores de maquinaria y automóviles. En concreto aumentaron un 0,6% frente el 0,4% que esperaban los analistas.

El día ha sido más prolijo en noticias corporativas.  Boeing ha caído casi 1%, después del accidente aéreo del avión 777-200, en el que desaparecieron 239 pasajeros y la tripulación. (Ver Indicador Premium)

JC Penney por su parte ha terminado con una subida de más de un 3%, después de que Citigroup mejorase la recomendación hasta comprar de las acciones de la compañía, asegurando que la compañía cumplirá sus previsiones de ingresos y de márgenes de este año. (Ver noticia de recomendaciones).

Hoy ha sido el día de las minoristas de moda. American Eagle ha presentado resultados peor de lo esperados por el consenso de mercado. En concreto el beneficio por acción fue de 0,05 dólares por título, frente a los 0,26 dólares por acción que esperaban los analistas. Además, las ventas cayeron un 7%.  La acción ha caído más de un 7%.

También ha caído alrededor de un 5% Urban Outfitters tras unos malos resultados empresariales.

Por último, McDonalds ha reaccionado con subidas de más de un 3% a la noticia de ercorte de gastos y de aumento de dividendo que ha hecho hoy la compañía.

La rentabilidad de los bonos a 10 años se encuentra en el nivel de 2,7660%. El EURUSD se cambia en 1,3859 dólares. Mientras que el brent está en 108,48 dólares el barril. Por último, el oro cotiza en 1.347 dólares por onza.  (Posiciones alcistas en oro en máximos desde 2012)