Crimea, Rusia y China han vuelto a ser hoy la bestia negra para los inversores en Estados Unidos que ante la situación han decidido optar por las ventas. 
El inicio de la sesión no anticipaba el resultado final. Los buenos datos económicos de la sesión hacían que los mercados se decantaran por unas ligeras subidas. Pero no ha sido posible.

Mañana está prevista una reunión entre el Secretario de Estado Estadounidense, John Kerry, y su homólogo ruso para intentar evitar el referéndum que se celebrará este fin de semana en Crimea y que podría acabar con la secesión de Ucrania y la unión con Rusia.

La jornada, como el resto de la semana ha estado jalonada de declaraciones a uno y otro lado de la frotnera ucraniana. A Rusia se le amenaza con sanciones políticas y económicas. Mientras tanto, se vuelven a escuchar botas de soldados tanto rusos como estadounidenses. Hoy el ejército de EE.UU. ha enviado a varios F-16 a sus bases aéreas de Polonia, lo que no ayuda a rebajar el clima de tensión. 

De esta forma, el S&P 500  termina la jornada con caídas del 1,17%, el Dow Jones pierde más de 200 puntos, un 1,41%, mientras que el Nasdaq  cae el 1,46%. (Ver: en resistencias sin convencimiento).

La geopolítica vuelve a llevar al traste los ánimos de los inversores y las caídas de hoy han provocado que el S&P 500 haya eliminado de un plumazo todas las ganancias que acumulaba desde el inicio del año. (El optimismo reina en la renta variable estadounidense).

Tampoco ayudan los malos datos que se han conocido a China, lo que ha provocado una nueva caída del precio del cobre y la reversión del apetito por el riesgo. Cae la rentabilidad del bono USA y sube el oro, mientras el cobre cede por tercer día esta semana.

Y eso que casi ningún analista ve motivos para las ventas. Se han olvidado, incluso, hacer referencias a la próxima reunión de la FED la próxima semana, que podría traer consigo otro hachazo de 10.000 millones de dólares al mes del programa de estímulos.

Más cuando hoy hemos conocido varios datos económicos muy positivos. Por un lado, las peticiones iniciales de subsidios de desempleo se redujeron la semana pasada en 9.000, lo que ha provocado una caída hasta 315.000. El consenso de mercado, por su parte, esperaba un aumento hasta las 330.000. La mediam de las 4 últimas semanas ha descendido hasta las 330.500 solicitudes.  (Ver: ¿Cómo invertir en Tesla sin invertir en Tesla?)

Asimismo, hemos sabido cómo han sido las ventas minoristas en el pasado mes, que subieron por primera vez en tres meses en febrero, lo que da muestras de una mejora de la economía. A pesar del mal tiempo subieron un 0,3%, por encima del 0,2% que esperaba el consenso. 

Desde el punto de vista empresarial, Williams-Sonoma ha acabado con subidas de casi un 10%. El comercio de utensilios de cocina y artículos de menaje aseguró que su nivel de ingresos se incrementará más de lo que en un principio habían estimado los analistas.

Además, Krispy Kreme Doughnuts ha finalizado la sesión con alzas del 1% mejorar su previsión de beneficios para el conjunto del año. (Ver: Bespoke Investment: buena amplitud de mercado)

Dollar General cae un 2,7% después de unas ventas peores de lo esperado durante el pasado trimestre.

Goldman Sachs se deja un 1,7% tras una mala recomendación de S&P Capital IQ que apuesta por vender las acciones del banco. (Ver: Deustche Bank: empresas para invertir por dividendos)

La rentabilidad de los bonos a 10 años se encuentra en el nivel de 2,6530%. El EURUSD se cambia en 1,3861 dólares. Mientras que el brent está en 107,36 dólares el barril. Por último, el oro cotiza en 1.372 dólares por onza.