El ánimo no está siendo un sentimiento predominante en el mercado norteamericano. Si ayer la cotización cerró con la mayor caída desde el pasado mes de agosto, hoy todo hace indicar que la semana podría concluir con pérdidas en los principales índices.


Así pues, el S&P 500
 comienza la jornada con descensos del 0,64% el Dow Jones también cae en la apertura un 0,64%, mientras que el Nasdaq 
cede nada más comenzar un 0,56%.  

La tendencia predominante en Wall Street en los últimos días es la de la venta. Y parece que nada va a cambiar, a menos a corto plazo, observando como están tomándose tanto inversores como analistas los resultados de las principales de las compañías cotizadas en la bolsa neoyorkina. El rally de enero empieza a cuestionarse severamente, después de las últimas caídas.

Sin ir más lejos, Procter&Gamble ha presentado sus cuentas y ha batido las estimaciones del consenso de mercado. Exactamente, ha obtenido un beneficio neto 3.430 millones de dólares, o 1,18 dólares por acción. Por el contrario, excluyendo extraordinarios las ganancias fueron de 1,21 dólares por título, mientras que los expertos habían cifrado que la compañía obtendría unos resultados de entorno a los 1,18 dólares por título. (Ver: noticia)

Por otro lado, Microsoft  también presentó sus resultados batió las estimaciones de los analistas. Concretamente obtuvo un beneficio neto en el trimestre de 6.558 millones de dólares, lo que supone un aumento de un 3,4% con respecto al mismo trimestre del año anterior. Esta cifra ha permitido que el beneficio por acción sea de 78 centavos, muy por encima de los 68 que había pronosticado el consenso. (Ver noticia)

Ayer sí supimos que las peticiones iniciales de desempleo subieron  sólo en 1.000 personas la semana pasada hasta dejar la cifra en 326.000, frente a las 330.000. La pregunta es si ese dato será suficiente para que la FED aumente el ritmo en la retirada de estímulos en la reunión que se producirá con todos los miembros de la FOMC el martes y miércoles de la próxima semana. Durante la jornada no se esperan datos macroeconómicos de importancia.

En este contexto, la rentabilidad de los bonos a 10 años se encuentra en el nivel de 2,74%. El EURUSD  se cambia en 1,3690 dólares. El oro cotiza en 1.267 dólares la onza, mientras que el brent está en 107,02 dólares el barril.