La situación de tensión ha provocado que los principales índices de la bolsa estadounidense comiencen con unos descensos contundentes, después de que en la pasada semana se cosechase un nuevo máximo.

La situación internacional está adquiriendo tal dimensión de tensión que el principal mercado económico, el estadounidense, también está viéndose afectado antes de la apertura. Todos los principales índices de la bolsa norteamericana están descendiendo considerablemente, como muestra de la indecisión que tienen los inversores ante el entorno que se ha generado. 

De esta manera, el S&P 500  se encuentra con caídas del 0,82%, el Dow Jones retrocede un 0,77% , mientras que el Nasdaq también se deja el 1,11%. (Ver: los alcistas confían en nuevos máximos en el S&P)

La situación en el territorio ucraniano cada vez es más grave y la diplomacia pierde terreno. El viernes Vladimir Putin llevó parte de sus tropas a la región de Crimea y el relevado presidente Yanukovich apareció por primera vez la pasada semana en territorio ruso. No está todo dicho y menos si el FMI no apuntala la ayuda que reclama el país para evitar el default y un nuevo acuerdo con Rusia. 

Por otro lado, aunque la Unión Europea  avisa que está dispuesta a firmar un acuerdo con el país, el escenario es cada vez peor. Ahora mismo Rusia afianza su control en la región, mientras que Estados Unidos eleva las presiones y el tono, llegando incluso a amenazar con la salida del país asiático del G8. Habrá que ver cómo se desarrollan los acontecimientos y de qué forma afectan a las bolsas.

Desde el punto de vista macroeconómico, hoy ya hemos conocido los ingresos y gastos personales de las familias estadounidenses. En el caso de los ingresos, subieron un 0,2% en el mes de enero y los gastos repuntaron un 0,4%. Más de lo esperado por el consenso de analistas. 

Por otro lado, también se ha publicado el último PMI manufacturero de Estados Unidos. Concretamente, el PMI de febrero ha sido de 57,1, lo que hace que sea mejor de lo que esperaba el consenso de mercado, que había estimado que estuviese en 56,6. Es el dato más alto desde mayo de 2010. El de nuevos pedidos ha subido a 59,6 desde el preliminar en 58,8.

Este clima ha provocado también que algunas compañías con intereses en Ucrania hayan comenzado la jornada con caídas. Es el caso de Bank of America y Citigroup, que arrancan la sesión descendiendo el 1% y el 1,10%, respectivamente.

En este contexto, la rentabilidad de los bonos a 10 años se encuentra en el nivel de 2,6260%. El EURUSD se cambia en 1,3762 dólares. Mientras que el brent está en 111,71 dólares el barril. Por último, el oro está er 1.348 dólares por onza.