El precio del café se ha disparado en los últimos meses. ¿Cómo afectará a la compañía cafetera más importante de Estados Unidos para su negocio y sus acciones en los próximos meses?
Ojalá que llueva café del campo, como dice la canción de Juan Luis Guerra. Eso es lo que debe estar pensando la multinacional estadounidense más importante que tiene como principal la actividad la comercialización de café. Starbucks se ha hecho grande a lo largo del mundo durante los últimos años y ha llegado hasta los sitios más recónditos del planeta.

Durante el pasado ejercicio, entre otros factores, la caída del precio del grano del café en el mercado le sirvió a la compañía a presentar unas ganancias contundentes para poder expandir su negocio geográficamente. De esa manera se vio reflejado en los resultados anuales de la empresa, en los que el nivel de ingresos llegó hasta los 14.900 millones de dólares en comparación con los 13.300 millones de dólares del mismo periodo del año anterior.

Y no solo eso. El nivel de crecimiento de sus ventas comparables se ha sostenido en el tiempo. Concretamente, en el conjunto de 2012 subió un 7%. La misma cifra que con la que ha terminado el pasado ejercicio. También, sin contar gastos extraordinarios el margen operativo se encuentra en el 16,5%. Es decir, un 1,5% más en relación con respecto a los márgenes de 2012

Starbucks margen operativo


Ese estado de superación cada año no sólo se ha visto reflejado en sus cuentas del pasado ejercicio, sino que también ha tenido consecuencias en el parqué estadounidense. Las acciones de la compañía han subido más 24% en los últimos 12 meses.

Por el contrario, una variable le puede dañar de cara al futuro: el precio del café. El incremento que está sufriendo puede, precisamente, dañar el margen operativo que tanto ha crecido en el pasado ejercicio. De he hecho, desde que la escalada se ha hecho más palpable, las acciones de la firma cafetera han caído más de un 10%. 

Starbucks cotización

Los futuros de café han llegado a tocar los dos dólares la libra, lo que supone la mayor subida en los últimos dos años. El principal motivo es que las condiciones de sequía que se iniciaron en enero han erosionado las perspectivas de los cultivos de Brasil, el productor y exportador más importante del mundo.

Por otro lado, los futuros de los granos arábicos, que son bastante demandados por Starbucks, han subido 83% en lo que va de año. El año pasado, el café cayó un 23%, representando la tercera caída anual consecutiva. La caída más profunda desde el año 1993, como consecuencia de las abundantes cosechas brasileñas. Sin embargo, parece que este año la situación podría revertirse y afectar al devenir bursátil de la compañía estadounidense.

Starbucks precio del café

Sin ir más lejos, para los expertos de Morgan Stanley, la peor comparativa de ventas y mayores costes del café son una realidad “pero el efecto no es tanto como el título descuenta”. En este sentido, destacan que “la valoración ha caído a niveles mínimos del último año y a la media de los últimos 5 años y nos parece un buen punto de entrada”. Por tanto la principal preocupación que resaltan es “el debate sobre los salarios mínimos y el efecto en todo el sector”.

Por otra parte, Oppenheimer cree que los recientes aumentos del precio del café son "manejables" para Starbucks, pero han "puesto una gran presión" sobre su capacidad para superar las expectativas de 2015. La firma cree que la acción podría permanecer en rango limitado en el corto plazo. También piensa que la empresa con sede en Seattle tiene múltiples catalizadores positivos.

Lo que destaca el consenso de analistas en relación a las acciones de Starbucks con la situación del precio del grano disparándose es que el 82% considera que es buen momento para sobreponderar, mientras que el 18% restante opta por mantener. Además, el precio objetivo lo ubican en torno a los xx dólares por cada acción.