Roberto Casajuana, economista y director e Inversiones Institucionales de SLM, analiza la actualidad del mercado europeo y busca las mejores oportunidades de inversión en España. 
 
Con un acuerdo para el rescate de Grecia sobre la mesa, ¿estiman una bajada de la volatilidad en los mercados?

A corto plazo sí. De hecho, tras llegar a un acuerdo la volatilidad ha bajado de 20 puntos a 14 y podría bajar hasta 13-12 puntos. No obstante, el tema griego no va a ser fácil. Se ha evitado el descalabro, pero continuará siendo un tema recurrente, pues no veo la posibilidad de pagar todos los intereses de su deuda con el actual crecimiento que tienen, por lo que, en cuanto Grecia vuelva a ser noticia, la volatilidad se disparaá otra vez.

¿Grecia podría nublar la previsión que existía a comienzos de año de importantes revalorizaciones para los índices bursátiles?
El inicio de año fue muy interesante y Grecia ha sido una excusa para tomar beneficios después de las revalorizaciones de los primeros meses, aun así, el tema griego no ha tenido un impacto tan negativo como se esperaba en el mercado. Para lo que queda de año, habiendo sacado el escollo griego y teniendo en cuenta las mejoras macro mundiales, los índices deberían retomar la senda alcista tras experimentar esta purga. Si bien es cierto que en el último informe del FMI que las expectativas de crecimiento mundial han quedado rebajadas del 2,4% al 2,1%, sobre todo obedeciendo al mal dato de PIB del primer trimestre de EEUU. Por tanto, los índices deberían seguir subiendo, aunque no con la aceleración y fuerza del primer trimestre.

¿Cree que es momento de retirarse de las acciones más defensivas?
Sí, dependerá mucho de los países y de las zonas, pero en España, que es de las economías que está mejorando, hay que reducir la exposición. Ahora estamos en un periodo de expansión y, las acciones que van muy bien durante la etapa de recesión, que son las defensivas, como utilities, concesionarias y gas natural, ahora deberían ser infraponderadas. En cambio, deberíamos coger otras más ligadas al ciclo, no porque no vayan a ir bien, sino por el coste de oportunidad de mantener estas acciones en vez de otras más sensibles al ciclo.

¿Se lanzaría a comprar bancos?
Sí, porque gracias a la QE del BCE y la mejora macro, es un sector en el que hay que estar. Concretamente en España, después del proceso de reestructuración, creemos que los bancos son de los activos con más recorrido. Además, está empezando a repuntar la expansión crediticia de las entidades, por lo que es un sector que va muy bien con la mejora del ciclo y el consumo. Sobreponderaría el sector bancario en una cartera diversificada de acciones.

¿Cuál es su previsión para la temporada de presentación de resultados?, ¿qué empresas podrían destacar?
Vemos que va a ser una temporada muy positiva gracias al proceso de desapalancamiento que han tenido las compañías. Si miramos el beneficio por acción y las ventas, por beneficio por acción 29 van a mejorar respecto al año anterior. El resto van a tener una bajada en BPA.

En ventas la foto no es tan buena, pero 25 de las 33 que presentarán en un mes, mejorarán en ventas.
En cuanto al BPA, tendremos unas mejoras bastante interesantes en Indra, FCC y OHL, que tenían un BPA negativo en 2014, y en 2015 a hora pasarán a un BPA positivo.
En ventas Dia, BBVA y Santander tendrán una mejora considerable.

¿Hay alguna compañía española que les guste particularmente?
Me gusta Fluidra, del Mercado Continuo. Salió a cotizar en un entorno muy difícil en los mercados. Se dedica al tratamiento del agua industrial, de riego y spas. Se ha internacionalizado de forma importante. Desde 2013 tiene una tendencia alcista. Actualmente tiene una resistencia en 3,20 euros y, si la rompe, podría subir hasta 3,60, más de un 13%, aunque es una compañía para mantener por fundamentales. Un 86% de su negocio es internacional, con presencia en 34 países del mundo. Las ventas superarán los 600 millones de euros este año y el Ebitda subirá un 20%, hasta los 70 millones de euros, con respecto a 2014, cuando ya lo mejoró un 37%.