Felipe López-Galvez, analista de Self Bank, analiza los eventos mundiales clave para los mercados en las próximas semanas.

Este mes tendremos varios eventos clave, como la decisión de tipos de la Fed, el referéndum sobre el Brexit, y elecciones generales en España, ¿cuál está preocupando más al mercado?
El tema del Brexit. Estamos viendo los mercados muy convulsionados, el mercado europeo comportándose mucho peor que el americano, lo que demuestra que hay preocupación de los inversores acerca de lo que pueda suceder en Europa, y caída de la libra esterlina. Hay mucha volatilidad con respecto a Europa porque en los meses anteriores se había subestimado este factor y había un sentimiento generalizado de que no saldría adelante el Brexit y ahora los sondeos le dan más probabilidades a la salida.

A nivel político preocupa que siente precedente y de cara al futuro cualquier país o ciudadanía euroescéptica podría seguir sus pasos, truncando el proyecto común europeo; a nivel económico el más perjudicado sería Reino Unido, y después la eurozona y, dentro de ésta, uno de los que más tendría qué perder sería España por la alta exposición de los grandes valores cotizados, como los bancos, pues Reino Unido es la segunda región a la que más conceden créditos, también preocupa por el turismo, pues una quinta parte de los turistas extranjeros que vienen a nuestro país son británicos y si saliera el Brexit, caería la libra y les saldría más caro venirse de vacaciones aquí. Además, los acuerdos comerciales se verían afectados.

Precisamente esta semana se pronunciará el Banco de Inglaterra, el mismo día lo hará el Banco de Japón, que ve cómo el yen se fortalece como activo refugio, y un día antes la Fed. ¿Cómo podrían mover ficha cada uno de los organismos?
El movimiento más predecible es el de la Fed. Ya nadie espera que mañana se anuncie una subida de tipos en EEUU y más con la volatilidad que está generando el Brexit.

En el caso de Japón, la decisión es más impredecible, pues es un Banco Central que de repente puede sorprender y las últimas medidas de estímulo han tenido el efecto contrario, aunque no es descartable que se anuncien más estímulos.

En el caso del Banco de Inglaterra, teniendo en cuenta que más adelante se celebrará el referéndum, no esperamos cambios en la política monetaria, pero habrá que estar pendientes del discurso del gobernador del organismo, que otras veces ya ha advertido que, en caso de un Brexit, el país podría enfrentarse a una recesión económica. .

¿Si los británicos votaran a favor del Brexit, prevén que el Ibex 35 caiga a mínimos anuales y, si votan en contra barajan que pueda haber un rebote hacia los 9.000?
No es descartable de que, en caso de tener un resultado adverso, el Ibex sigua para abajo. A nivel técnico estamos en precios muy delicados tras las últimas caídas. Hay que tener en cuenta que el Ibex es un índice muy bancarizado y la banca está como está, que Sabadell y Santander tienen una importante exposición a Reino Unido y que la ampliación de Popular preocupa porque cumplía con los ratios de capital satisfactorios en el primer trimestre y que trae las dudas hacia el sistema bancario español.


Teniendo en cuenta este panorama, a la hora de plantearnos invertir en bolsa española ¿tenemos que ser más defensivos o algo más agresivo ¿En qué compañías?
Dependerá de qué esperamos del Brexit, pero a priori nosotros optamos por ser más cautos, evitar los sectores más cíclicos o el sector bancario, y decantarnos por valores más defensivos, por ejemplo, del sector consumo alimentario, con valores como Ebro Foods, Viscofan, que además son menos sensibles a la economía español de cara a las elecciones generales. También podríamos optar por otras compañías como Amadeus, regionalmente muy diversificada.

¿Y estar en liquidez, al menos hasta conocer el resultado del referéndum?
Precisamente estamos en niveles de máximos históricos del dinero que tiene la gente en cuentas corrientes porque ven mucho riesgo en bolsa, porque la renta fija está dando muy poco, los depósitos dan muy poco… por lo que muchos están muy agazapados a la espera de si se aclara la situación y tomar decisiones de inversión.

Cambios del Comité Asesor: Sacyr y OHL salen y entran Viscofan y Cellnex. ¿Cree que Sacyr y OHL están recibiendo un castigo desmesurado?, ¿qué aportarán los nuevos valores al Ibex 35?
A Sacyr y OHL se les ha juntado todo: el hecho de que hayan sido seleccionados para salir del Ibex lanza un mensaje negativo al mercado y además también sufren el “efecto réplica” porque hay una serie de activos de gestión pasiva, como ETFs y fondos indexados que dejan de tomar posiciones y pasan a centrarse en las compañía que entran

Quizás era más esperada la entrada de Cellnex por Sacyr, pues Sacyr pasó de valer más de 13.000 millones en bolsa en la buena época, a los menos de 1.000 actuales; también estaba cantado que entraría Cellnex. Quizás haya sorprendido más la salida de OHL, pues se barajaba que saldría Indra, pero la tecnológica, ya que no saldrá, se está comportando mejor que los mercados en los últimos días.

La salida de dos constructoras, y en breve probablemente también FCC si sale adelante la OPA de Slim, que parece probable, da entrada a dos compañías más estables, con negocios más sólidos, lo que traerá más estabilidad al Ibex de ahora en adelante.