2009 se rindió a los pies de las tecnológicas. ¿2010 lo hará también? Durante el pasado ejercicio el sector tecnológico no podía faltar entre las recomendaciones de los expertos, pero ¿qué vieron tan llamativo en estas compañías? Parecía que no había refugio mejor ante la crisis: los ingresos de las tecnológicas podían seguir creciendo apoyados en cimientos sólidos. ¿Los materiales? Sacos y sacos de esfuerzo en reducción de costes, mejora de márgenes, incluso, reajustes en el sector esparcidos durante años. Pero ¿aguantará intacta la “cueva” tecnológica un año más? Parece que los inversores tendrán de nuevo dónde resguardarse.
2010 pinta más que bien para el sector de las tecnologías. Seguirán generando buenos resultados, aumentarán beneficios y aún les quedará potencial alcista en el mercado bursátil. Lo dicen los expertos. El sector ha estado y está preparado para seguir lidiando los embistes de la crisis económica. Y es que no hay nada mejor que la experiencia. Ya en 2001, las tecnológicas llegaron a su punto más álgido y como toda burbuja a la que no se deja de insuflar aire explota, y explotó. Quiebras entre compañías, pérdidas abultadas de beneficios y reajustes del sector. ¿Daños colaterales? La desaparición de un elevado número de empresas, enorme reducción de costes, reajustes de plantilla…

Los malos resultados del sector obligaron a encerrase a estudiar y poner en práctica las medidas necesarias para conseguir pasar el nuevo examen al que se enfrentaban. Y ahora, con la lección aprendida y los deberes hechos, han dejado atrás los suspensos en el expediente para ser los alumnos más sobresalientes. Los dicen sus calificaciones. Durante 2008 y 2009 los beneficios de las tecnológicas crecieron a contracorriente del mercado y 2010 pinta de forma similar. En medio de la temporada de resultados empresariales, las grandes del sector muestran incrementos de su beneficio superando en muchos casos el 50%. Además, entre los expedientes de las diferentes compañías hay anotaciones comunes: incremento de la productividad, márgenes con tendencia alcista, compañías fuertemente apalancadas, Free Cash Flow positivo, aumento de beneficios y mejores perspectivas de ventas y crecimiento para los siguientes trimestres.

¿Son entonces las tecnológicas una apuesta segura? Parece que a corto y medio plazo si, aseguran los expertos. “El escenario es más que favorable para este sector ya con los deberemos hechos, sobre todo, en materia de reducción de costes”, explica Diego Escribano, director de asesoramiento financiero de BNP Paribas Fortis.

Beneficios con y sin escenario económico favorable

“Si con la que está cayendo en los mercados, con la congelación del consumo y en un escenario macroeconómico de los más débiles de la historia, las tecnológicas están registrando altos incrementos de beneficios, imagínense cómo puede ser su comportamiento en el momento el que el consumo y la economía vuelvan a reactivarse de formas más pronunciada”, comenta Escribano. Y una de las más beneficiadas será Google. A menor tasa de paro, más ingresos entre las familias que volverán a contratar servicios de ADSL e Internet. Y a más capacidad adquisitiva, más ventas de ordenadores y todo tipo de productos complementarios, explica Escribano, quien señala que en este escenario será IBM una de las más beneficiadas.

Los buenos augurios también se centran en Saab y Oracle. De Saab, los expertos destacan su amplia gama de productos muy diversificada. Y es que la compañía ha tenido un acierto: entrar en el mercado de las PYMES pues “si se cumple el discurso del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de apoyar a las medianas y pequeñas empresas, Saab se verá beneficiada y verá además como eliminará competencia”, reconocen desde BNP Paribas Fortis. Por su parte, Oracle, presenta muy buenos márgenes e ingresos recurrentes y mantendrá su índice de actividad.

La prensa, la mejor publicidad de Apple y Microsoft

Dos grandes de la tecnología en Internet han vuelto a dibujar una sonrisa a sus accionistas. La cifra de negocio de Apple entre octubre y diciembre alcanzó los 11.119 millones de euros, un 32% más que en el periodo anterior. ¿La clave? Los 8,7 millones de unidades vendidas de su producto estrella, iPhone, que dobla las cifras alcanzadas un año atrás. Sin embargo, el descensos llega de la mano de las ventas del reproductor multimedia iPod que cayeron un 8%. ¡Pero no se alarmen! Como reconoce José María Manzanares, director de productos y mercados, la caída de estas ventas se verán fuertemente recompensadas por las ventas del iPhone y durante los próximos trimestres habrá que estar muy atentos al papel que juegue su nuevo producto “Tablet”, un portátil que combina lo mejor de los ordenadores con las consolas.

La táctica de la compañía presidida por Steve Jobs, aunque es ya conocida, no deja de sorprender al mercado. “Cada mes de enero Apple presenta un nuevo producto”, explica Manzanares. Pero poco tiene que gastarse en publicidad. Como argumenta Escribano, la prensa es el mejor aliado de la compañía de la manzanita. “Aunque el nuevo producto no aporte mucho valor añadido a los anteriores, los periódicos lo darán siempre como primicia y la compañía lo tiene claro. Cuentan con un marketing increíble”. Desde BNP Paribas Fortis reconocen mantener su recomendación sobre Apple gracias a que “2010 será un año donde sus productos sigan ganando terreno e incrementando sus ventas, sobre todo entre la gente de un poder adquisitivo alto a la que le gusta lucir sus productos”.

Microsoft tampoco se queda atrás en nuevos productos. Los beneficios obtenidos han supuesto una ganancia de 6.600 millones de dólares, lo que supone un aumento del beneficio del 60% frente a los 4.170 millones de dólares registrados un año antes. Unos ingresos que, como aseguró su presidente, Bill Gates, están relacionados con la última versión de su producto emblemático, el Windows 7 –producto del cual se vendieron 60 millones de licencias en el segundo trimestre, la mayor venta histórica de un sistema operativo-.

Recomendaciones

Los expertos hacen una clara diferenciación entre subsectores dentro del sector tecnológico. Así, podría ponerse atención en primer lugar al mercado de semiconductores donde “Intel es una de las apuestas más fuertes ya que gusta por su balance y su inversión en I+D que le hace tener muy pocos competidores”, asegura Manzanares. No obstante, explica Escribano, “si se produce además una recuperación del sector del automóvil, el sector de los semiconductores se verán beneficiados ya que en los últimos años son sectores estrechamente ligados. Ya no se conciben coches sólo con cuatro ruedas, ahora están equipados con la última tecnología. Por ello, si hay una recuperación, verán incrementar sus ventas, sus ingresos”.

Si se atiende a lo que es el mercado de Hardware, pese a que durante 2008 sufrieron una reducción de su beneficio por acción (BPA), en 2009 ha sabido recuperarse y aumentar ese beneficio cerca de un 50% y se estima que siga su crecimiento durante este ejercicio donde su BPA podría crecer un 25%. En este mercado, la mejor alternativa es Apple, según Diego Escribano. En lo que respecta a las compañías incluidas en el mercado de Software, los expertos reconoce que son compañías menos cíclicas por lo que cuando las cosas van mal, no notarán las consecuencias hasta tiempo después que el resto.