Roberto Moro, de Apta Negocios, analiza la situación técnica de los índices europeos y estadounidenses, así como de los valores del mercado español protagonistas de la semana. 

Hace una semana comentaba que el soporte clave a nivel europeo eran los 2.970 puntos del EuroStoxx 50, nivel por debajo del cual se sitúa ya. Ahora, ¿cree que se abre la puerta para ver una nueva pata alcista?
La caída añadida tiene que venir avalada por unos índices americanos que dejen de ser alcistas. La primera señal de esto sucederá con un S&P 500 en precios de cierre por debajo de 2.020 puntos. Mientras, algunos índices europeos ya están tocados: el EuroStoxx 50 perdiendo 2.970, el Ibex tanteando los 8.300. Por cierto, los 8.300 puntos del Ibex son el nivel clave que permite mantener, siquiera, una situación de neutralidad. Si viéramos precios de cierre, especialmente a nivel semanal, por debajo, el objetivo serían los 7.700 y la caída podría ser superior. Aunque haya posibilidad de algún rebote, el grueso de los rebotes ya los hemos visto.

Mientras, el índice sectorial bancario europeo presenta una situación técnica nefasta. Simplemente para alcanzar los mínimos de febrero le queda un 4-5%, porcentaje que algunos títulos del sector van a multiplicar por dos.
 
Los grandes bancos también se sitúan por debajo de los niveles de soporte que nos comentaba hace una semana: el Santander está por debajo de 3,80 euros y el BBVA por debajo de 6. ¿Hacia qué precios podrían dirigirse ahora?
Los 3,80 euros para el Santander era un soporte y el día que lo perdió lo hizo con un hueco bajista de apertura, por lo que ahora su siguiente objetivo son los 3,30 ó ir a cerrar el hueco hacia los 3,80, pero esto último no lo veo lo más probable.

BBVA perdió antes que el Santander los 6-5,95 euros, por lo tanto, técnicamente no tiene ningún objetivo más que le origen en los mínimos de febrero en 5,10, pese a que la vela alcista de hoy podría suponer algo de vuelta, pero no creo que con la siguiente fuerza como para alcanzar de nuevo los 6 euros.

 
OHL lidera los avances de la sesión tras abrir con un hueco alcista importante y se coloca por encima de los 5 euros. ¿Qué niveles debemos vigilar ahora?
A corto plazo lo está haciendo bien porque la corrección se ha detenido en el 0,50% de lo que había sido toda la subida desde 2,90 y, desde ahí, está tratando de tirar. No obstante, creo que, de momento, la situación da para mantener, no para comprar. El momento para incorporarlo a cartera sería por encima de 6,15 euros a precios de cierre.
 

Grifols ha anunciado la compra del 49% en Interstate Blood Bank por 100 millones de dólares y suscribe una opción de compra sobre el 51% restante. Además, meses pasados se ha beneficiado de la fortaleza del dólar. ¿Qué le parece este la situación técnica de Grifols?
Grifols está teniendo un comportamiento mejor que la mayoría. De hecho, es de los pocos que no tiene mal aspecto, ahora, pensar que tiene un sesgo alcista sólo es posible si supera la resistencia que tiene en 20,60 euros, lo que no es descabellado.  Por el contrario, situaría el stop de cualquier posición en el hueco de 19,50 euros. Por debajo de este nivel, saldría de Grifols.
 
¿Ve oportunidades claras para ponerse bajista en algún valor o índice?
Nos podríamos poner cortos en el índice sectorial bancario europeo. Incluso con la subida de hoy estamos a un 5% del objetivo que nos marcó en febrero. Esto va a transformarse en caídas superiores en algunos bancos, debido a la beta. De hecho, lo hemos visto en Popular; había algunos que aguantaban el tipo, como Mapfre, Sabadell o Bankinter, pero ya ninguno lo aguanta. Los grandes están muy tocados. Para no fallar escogiendo a alguno, en el índice sectorial. El problema es que tienen tanta volatilidad que, si tenemos un día de rebote, las fuertes subidas te echan del mercado, por ello, hay que conjugar la entrada con un stop loss que podamos digerir con una buena gestión monetaria.