Gonzalo Cañete, ejecutivo de cuentas de SwissQuote, analiza la actualidad de las bolsas en pleno comienzo de año.

Tenemos muchos factores en este mes de enero que pueden mover a los mercados. La última guerra de declaraciones deja claro que a Alemania no le temblará el pulso para echar a Grecia del euro si gana Syriza. ¿Ve esto posible? ¿Cómo cree que afectaría una salida de Grecia del área del euro?
“No creo que se vaya a expulsar a Grecia, sino de la posibilidad que tiene el propio país de salir y recuperar algunos elementos estabilizadores. No hay que olvidar que este tipo de reestructuraciones son los que preceden a crecimientos muy fuertes de PIB de estos países. El impago que realizó Perú precedió a un crecimiento brutal que tuvo los años siguientes, como también ocurrió con Rusia en el año 1998…no tiene que ser negativo para Grecia.

Para la UE está descontada la incertidumbre de Grecia. Por fin parece que hemos aislado el tema.

El momento Syriza lo vamos a pasar todos, también Italia y España y veremos cómo se lo toma Europa cuando países con estos PIB tengan también ese debate”.

Justo tres días antes tenemos reunión del BCE. Parece que Draghi podría tener una actitud de “esperar y ver” lo que sucede en Grecia antes de anunciar cualquier programa. ¿Qué calendario maneja para que el mandatario del BCE ponga en marcha el programa de compra de deuda?
“Hay muy pocas probabilidades ( de que adopte una decisión)… Si tiene por delante, en tres días, las elecciones griegas, Mario Draghi tendrá en su mano una buena razón para tomar tiempo. Hacer algo o tomar una posición más comprometida sería mojarse demasiado.”

¿Les preocupa la situación del petróleo? Supongo que el BCE es otra de las variables en las que tiene el ojo puesto.
“El rango puede estar entre 40 y 45 dólares. Es una nueva sorpresa, en todo caso, que volvamos a esto… Está más bien apuntando a Oriente la cuestión puesto que cada caída del barril implica caídas del rublo muy fuertes.

Los bancos rusos comerciales se estén quedando probablemente sin liquidez. Si a ello les sumamos las sanciones a las multinacionales rusas, caso de Gazprom por ejemplo, da lugar a un terreno muy complicado para Rusia. En el año 98, con el ‘default’ de Rusia, tuvo que intervenir incluso de la FED”.

Todo ello en unos días en los que de nuevo los diferenciales de deuda pública siguen estrechándose con las primas de riesgo en mínimos. ¿En qué situación deja esto a la renta fija?
“Cuidado porque estamos en mínimos en la renta fija. Podemos ver un escenario interesante en la renta fija corporativa europea.

Se baraja por ahí, como rumor, que Italia recupere a Mario Draghi como candidato a la presidencia italiana. Si sale Draghi, entraría Weidmann”.


Y una variable más a mirar: el euro. ¿Cree que se puede adoptar alguna estrategia para este 2015 en el mercado de divisas comunitario?
“Se encuentra en 1,18, lo que es una QE, una dilución del euro que favorece las exportaciones.

Contemplo cómo el 1,18 podría ser suelo. Es la tercera parada de los mínimos de los últimos cinco años. No me sorprenderían ahora rebotes alcistas en el euro/dólar”.

Y si hablamos de índices ¿a cuáles estaría mirando para este próximo ejercicio?
“El dinero está en USA. El mejor índice del 2014 fue el Nasdaq, con una subida superior al 18%. Ahora estamos intentando en España sobrevivir por encima de los 10.000 puntos. En un rango más amplio, estamos en lateralidad con referencias en 10.400/10.500 puntos. El Dax también tiene de zona de techo los 10.000 puntos.

El problema es que el S&P500 se encuentra en una contracción…si llega de verdad lastrará a Europa”.


Estrategia sectorial. Dígame un sector que tirará el próximo año y otro en el que mantenernos fuera.
“Tecnológicas, con HP o Cisco Systems muy fuertes. El sector energético, para aquellos que quieran tomar una posición más arriesgada.

Es el caso de Chevron o Exxon Mobil. Chevron ha ido descontando la situación del petróleo para subir un 12% en un solo día. En el momento en el que el barril suba para arriba comenzará a tirar de las energéticas.”