Alibaba es la mayor compañía de comercio electrónico en China. Su influencia en el país es tan grande que ha impedido que eBay o Amazon echen raíces en el gigante asiático. 
Su OPV ha generado más titulares casi que la salida a bolsa de Facebook o Twitter en los últimos años. Su influencia en los mercados podría ser mayor.

Hasta que anunció que pretendía debutar en Wall Street Alibaba era casi una desconocida para el común de los inversores. Su nombre aparecía en ocasiones cuando se analizaba a Yahoo!, uno de los mayores accionistas de la compañía asiática.

Pero, ¿quién es Alibaba?

Es la mayor compañía de comercio electrónico de China y rivaliza con otra empresa del sector de ese país, Tencent, que ahora mismo cotiza en la bolsa de Beijing y que está valorada en unos 118.000 millones de dólares.

Alibaba es un conglomerado de negocios ligados al comercio electrónico. En concreto, es un entramado formado por algo más de una docena de empresas cuyo origen se remonta a 1999 cuando un profesor de inglés, Jack Ma, y otros 17 socios se juntaron en el apartamento del ahora presidente en la ciudad de Hangzhou y decidieron lanzar Alibaba.

Eligieron ese nombre –al menos es lo que ellos aseguran- porque es una palabra fácil de pronunciar en la mayor parte de los idiomas del mundo. Además, ellos explican que al decirla se evoca la famosa frase de “ábrete Sésamo”, algo que responde muy bien a la filosofía de puertas abiertas de la propia compañía.

El despegue de la empresa fue fulgurante. Con la entrada de capital extranjero, fundamentalmente la japonesa Softbank en el año 2000 y posteriormente de Yahoo! en 2005, Alibaba ya era rentable en 2003. En esa fecha se fueron creando el resto de negocios y apenas 10 años después el carismático Jack Ma confirmaba lo que muchos habían intuido hacia tiempo; había llegado el momento de cotizar en Estados Unidos.

En estos momentos, la compañía tiene unas 90 oficinas y sólo 16 fueras de China continental en las que trabajan unos 20.000 empleados.

Sólo en el último trimestre la compañía obtuvo un beneficio de 893 millones de dólares, lo que implica un avance del 32%. Sin embargo, fueron unos números que decepcionaron a los inversores porque en el trimestre anterior, el ritmo de crecimiento de las ganancias fue superior al 70%. El año anterior, en 2013, su beneficio fue de 3.764 millones de dólares, un 170% que en 2012.

También preocupó a los expertos un deterioro en los márgenes, que descendieron desde el 51,3% hasta el 45,3% debido, sobre todo –explicaba la compañía- al aumento de los costes en marketing para aumentar el uso de internet a través de dispositivos móviles. A finales del último trimestre fiscal, sólo un 27,4% de los usuarios de sus webs hacían compras a través de móviles.

Métricas de Alibaba

A 31 de marzo de este año, Alibaba tenía 255 millones de compradores activos, un 10% más que un año antes. Además, operan en estos sus tres plataformas (Taobao, Tmall y Juhuasuan), ocho millones de vendedores.

Cada año sus usuarios activos hacen una media de 50 pedidos y esa es una de las cifras que Alibaba pretende aumentar.

Si quiere seguir leyendo el reportaje, descárguese la revista en la Zona Premium de Estrategias de Inversión