Las acciones de Linkedin suben alrededor de un 10% en lo que va de año y acumulan una revalorización de más de un 70% en los doce últimos meses. La compañía presenta resultados el próximo jueves. ¿Qué podemos esperar de ellos?

El consenso espera unas buenas cifras para el primer trimestre del año gracias, sobre todo, a la buena aceptación de algunos de los nuevos servicios de pago de la red social de profesionales. 

Los expertos que siguen la empresa creen que Linkedin batirá las previsiones y que el beneficio por acción podría subir alrededor de un 50% hasta 0,57 dólares por título. Para las ventas esperan un incremento del 34% hasta 637 millones de dólares.

En el conjunto del año los expertos prevén pérdidas de unos 31 millones de dólares y ventas cercanas a 3000 millones.
Sin embargo a pesar de que las ganancias no parecen encandilar, Linkedin es una de las empresas favoritas para muchos expertos. Los analistas de Wunderlich consideran que la compañía publicará unas buenas cifras gracias, sobre todo, a sus segmentos de pago como Talent Solution y Sales Navigator. Y aunque las previsiones podrían ser ambiciosas, el analista que sigue el valor considera que la empresa está en posición de conseguir ese objetivo.

Por otro lado, los analistas tienen muchas esperanzas en ver qué puede aportar al beneficio de la empresa la última adquisición y cómo va a impactar en la cuenta de resultados. En abril de este año Linkedin adquirió una compañía de e-learning llamada Lynda valorada en unos 1.500 millones de dólares.

En la entidad no están solos, en Goldman Sachs ya han calificado a la red social como una de sus valores favoritos dentro del sector de la tecnología gracias al potencial de crecimiento de su negocio debido a los nuevos productos y servicios introducidos por la compañía en los últimos años.

Pero no hay que confiarse. Hay empresas que como Amazon han vivido en bolsa durante mucho tiempo del favor de los analistas que esperaban que surgieran los beneficios en algún momento y que después de años de paciencia terminaron por perder el favor de la comunidad inversora.

En muchos aspectos Linkedin es una compañía tecnológica al uso. Con una historia de poco más de 12 años, la empresa no ha experimentado grandes beneficios en todo este tiempo y, sin embargo, su evolución es muy positiva para los analistas.

Si los números sirven de algo, al menos para ilustrar, parece que la historia ha sido todo un éxito. En poco más de 11 años, LinkedIn ya está presente en 23 idiomas, emplea a 6.800 personas y tiene oficinas en 30 ciudades a lo largo y ancho de todo el mundo.

A finales del año pasado la red estaba tejida por los perfiles de casi 350 millones de usuarios, la mayor parte de ellos de Estados Unidos. Sin embargo, el 52% de sus ingresos proceden de su mercado doméstico.

Esa pregunta ya no es tan fácil de contestar. La cuestión es que el negocio de LinkedIn en este momento va viento en popa. El año pasado todas sus líneas de negocio aumentaron sus ingresos alrededor al menos un 40%. No es de extrañar, si se tiene en cuenta que da servicios a empresas empleadoras, a los propios usuarios que buscan empleo y, además, genera ventas por marketing.

Si se habla de bolsa, las cifras son más pomposas aún. Desde su debut hace menos de cuatro años, sus acciones han subido más de un 450%.

Linkedin vs S&P 500

Linkedin vs SP


Con el Nasdaq en zona de máximos históricos, hay muchos expertos que se preguntan si estamos en zona de burbuja, tal y como ocurrió en el año 2000. Hay analistas que consideran que Linkedin es una de esas compañías que no valen lo que cuestan y que, pese a que su negocio parece tener sentido, lo cierto es que su valoración es más que elevada.
En estos momentos la empresa cotiza con un PER superior a las 85 veces, y la cifra podría mantenerse por debajo de las 100 veces para finales de año.

Aunque la cifra parece escandalosa, hay que tener en cuenta que no está, ni mucho menos, en niveles máximos de valoración, ya que ha habido ocasiones en su historia que ha superado las 1.000 veces.

Sin embargo, la cifra no asusta. En la actualidad un 73% de los analistas aconsejan comprar las acciones de Linkedin, el 25 mantener y sólo un 2% apuesta por vender. Además, le otorgan un precio objetivo de algo más de 288 dólares por acción, lo que le ofrece un potencial de revalorización de más de un 10% desde el nivel actual de cotización.