Desde que la semana pasada se anunciara la ampliación de capital de la compañía - una macro ampliación de 1266 millones de euros para buscar el refuerzo de VillarMir y otros socios en el capital – son muchos los vaivenes que está sufriendo la cotización. Cómo inversores ¿qué alternativas tenemos? 

La noticia saltó el pasado lunes y desde entonces son muchas las cuestiones que han surgido en torno a Inmobiliaria Colonial. ¿El motivo? Una ampliación de capital de 1266 millones de euros que buscan por una parte refinanciar la deuda y, por otra, que el grupo Villar Mir y otros de los principales accionistas de la compañía se refuercen en su capital.

La propia compañía en su comunicado admitía que “con los recursos que obtenga de la ampliación, y el crédito de 1040 millones logrado recientemente, Colonial amortizará la deuda de 2100 millones que actualmente soporte y que gran parte vencía este año”. Además, la compañía buscará consolidar su accionariado, dado que los nuevos accionistas de referencia – Grupo Villar Mir, Mora Banc y el Grupo Santos – suscribirán 572 millones de la ampliación. De hecho, este era uno de los requisitos de Villar Mir para acudir al rescate de la inmobiliaria, junto a que la firma redujera del cien por cien hasta el 18% su participación en el «banco malo» (Asentia) y refinanciara el crédito sindicado. Condiciones cumplidas que esta semana recibieron el aplauso de los mercados con una revalorización del 20% en sus acciones.

Un grupo al que se une el fondo soberano de Qatar – Qatar Holdings- que tan sólo dos días después elevó hasta el 8,78% su porcentaje en el capital de la inmobiliaria, tras comprar el 5% que vendió Goldman Sachs. Con esta entrada, el capital de Colonial estaría controlado en un 24,4% por el Grupo Villar Mir, del 14.7% en Coral Partners o el 7,5% de Morabank con el 3% del grupo Santo Domingo. A expensas de cómo quede el accionariado tras la ampliación de capital que, según ha informado la propia inmobiliaria, podría ser en mayo.

Esto por la parte de los accionistas de referencia y ¿para los inversores minoristas? Una vez abierto el proceso de cotización de los derechos, sepa cuáles son las alternativas que tienen en la compañía. Dicen los expertos que no hay nada como el anuncio de la ampliación de capital con el anuncio de entrada de algún nombre ilustre en el accionariado, con derechos de suscripción de por medio, y una acción que ha llegado a valer más de 500 euros en sus tiempos de gloria y ahora apenas llega al euro, para que haya mucha gente interesada en comprar acciones o en incrementar la posición, en caso de ser accionistas.

¿Compro acciones o derechos?

Esa es la primera duda que tiene que resolver. Al cierre del pasado jueves, las acciones de la inmobiliaria cotizaban a 0,5800 euros.

La segunda duda que surge es si lo mejor es entrar directamente en la acción o entrar en la compañía vía suscripción de derechos. Si compras un derecho, tendrás la opción de poder comprar 13 nuevas acciones de Colonial a 0,43 euros cada una. Al precio al que cotiza hoy el derecho – 1,25 euros – significa que si compras el derecho y luego compras las 13 acciones nuevas, el precio que has pagado por acción es de 0,5261 euros. Es decir, compras las acciones de la inmobiliaria más del 20% más baratas que su precio en mercado. Que haya esta discrepancia de precio entre entrar vía derechos y entrar vía acciones antiguas es “normal” pues a la empresa le interesa completar la ampliación de capital, así que un buen método de lograrlo es manteniendo alto el precio de las acciones antiguas y forzando a los que quieran ser nuevos accionistas a entrar vía derechos y ampliación.

Otra cosa es que, a medida que vayan pasando los días, el valor de los derechos irá cayendo pues muchos accionistas minoritarios de la compañía y que han recibido los derechos, no acudirán a la ampliación – pues requiere un fuerte desembolso- y venderán los derechos. Al final, si un inversor utiliza los derechos para acudir a la ampliación tendría que desembolsar 0,43 euros x 13.

Técnicamente, damos oportunidad al precio

Dicho esto ¿cuáles son las previsiones que tiene el mercado sobre el valor? Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión advierte en su último Encuentro digital Premium que “la acción se encontraba muerta, en un movimiento lateral de muy largo plazo con suelo en 0,1601 euros y techo en 0,5143 euros. A medida que comenzaron los rumores de que podría refinanciar su deuda y salir de una situación crítica, el precio comenzó a repuntar acompañado por un elevado volumen de contratación, hasta el día que se confirmó la llegada de financiación, que consiguió superar el techo del lateral, en 0,5143”. El mercado la ha sacado del coma y le da una oportunidad.

Gráfico Inmobiliaria Colonial

Colonial


“En esta situación creo que la mejor opción es conceder una oportunidad a ese posible escenario de suelo estableciendo un stop inferior a 0,4357, nivel que en caso de ser perdido confirmaría la ruptura de la directriz alcista trazada en el gráfico. El stop es amplio y más aún al precio de compra pero es el que deshace la estructura de mínimos crecientes y la volatilidad es elevada”, explica Ruiz.