Visión del mercado tras el Brexit y las elecciones españolas, explicado por Jaume Puig, director general de GVC Gaesco. 

¿Estamos ante el mejor momento para invertir, dada la caída que han experimentado los índices?
Sí, básicamente por varios motivos: en los últimos dos días los mercados han caído motivados por el Brexit y, si miramos la caída entre el viernes y hoy hay dos cosas que hacen matizar la caída: los mercados han caído mucho más que si hubiera sucedido el Brexit y hay una idea que era votar no al referéndum no implicaba un Brexit. Esto que lo teníamos claro antes de la votación, el mercado empieza a percibirlo.

Al final por mucho que haya un referéndum que vote no ha sido con una disparidad tremenda, territorialmente muy distinta y al final la idea de salida es de difícil implementación. Ya hay casi 4 millones de personas que han solicitado repetir el voto, tenemos líderes de todos los partidos políticos ingleses diciendo que hay que hacer algo y además hay que tener en cuenta que el Referendum es consultivo – no vinculante – y al final lo único que puede decir sí a este tema es el Parlamento británico, que en su mayoría son pro Unión Europea.

Con lo cual, ¿cuándo comprar? Ahora.
 
  • ¿A qué mercados o activos deberíamos mirar ahora que ha ocurrido el Brexit?
Es importante la situación de los mercados porque el fenómeno ha sido el mismo que en el Grexit pero el comportamiento de los mercados muy distinto. Por ejemplo, la bolsa inglesa y la americana han caído muy poco en contraste con la Europea. De nuevo el inversor de corte anglosajón cotiza mucho mejor los eventos y el inversor europeo va más de un sitio para otro en función de los acontecimientos. ¿Qué bolsa comprar? La menos implicada en el Brexit, aun suponiendo que acabar sucediendo, con lo cual los mercados de Europa continental.

¿Cree que debemos esperar subidas de tipos en EEUU este año o tras el Brexit se diluyen las posibilidades?
El Brexit en cuanto a divisas ha generado dos movimientos: caída de la libra con el euro y subida del dólar. Desde el punto de vista de que el dólar se ha fortalecido, porque es uno de los activos refugio que hay y que no está en burbuja, EEUU debería subir tipos de interés. Ahora bien, como el dólar se ha apreciado podríamos discutir si lo hará más pronto que tarde pero sí, sin duda habrá subida de tipos este año.

Una vez se ha cumplido el “cisne negro” del Brexit…Dicen algunos expertos que podría haber otro.  ¿Qué la preocupa más en este momento’
Es curioso. Una vez hubo la caída el viernes se instalaba entre los brokers la opinión de que esto era un primer índice de populismo que habría más, acabando con Donald Trump. En primer lugar, hablamos de política y no de economía, las empresas van bien y siguen yendo bien. Ha habido una caída en los mercados pero el término es que, aunque la bolsa hubiera caído, se presupone que a final de año estarán por encima no de donde están hoy sino de donde estaban en el Brexit.  No preveo ninguna teoría más de estas.

Si nos centramos en bolsa española, es quizás el activo que más ha sufrido en el año. ¿Hay valor en la bolsa nacional?
Es curioso porque si vemos la reacción tras conocer el Brexit, cotizó básicamente que había elecciones. El único día que he visto cotizar las elecciones españolas fue ese día. Al haber tenido el resultado electoral que ha sucedido, la bolsa española debería ser de las primeras en recuperar y cuando digo que dentro de Europa continental se aprecia una sobrereacción absoluta, para la bolsa española es cierto porque se juntó con el tema electoral.

Comprar bolsa española, sin duda. No tiene sentido que bancos españoles, que tienen un porcentaje de participación en bancos ingleses, hayan caído más que los propios bancos ingleses.

¿En qué tipo de compañías?
Aprovecharía para comprar empresa que han tenido movimientos relacionados con el sector turístico, IAG, Aena, Meliá… En cuanto a la caída de los bancos, sería más selectivo, algún BBVA o Mapfre y por lo demás, no compraría los sectores más defensivios y regulados.  La implicación real del Brexit es bajísima y a nosotros nos ayuda más la evolución del dólar que la propia libra, con lo que tenemos mejores perspectivas que antes del Brexit.