De la robustez de los resultados en Estados Unidos depende, y mucho, la evolución de las bolsas en Estados Unidos en los próximos meses. Quizá hasta finales de año.

Con una valoración por encima de la media histórica, los inversores apenas necesitan una excusa para realizar beneficios. Lo hemos visto en las últimas semanas en EE.UU.

Hoy publica sus cuentas Alcoa, y con ellas comienza oficiosamente la etapa de resultados en Estados Unidos. Como señalan los expertos de Morgan Stanley, las compañías “que han publicado antes de Alcoa este trimestre han sorprendido positivamente y aunque ha habido preanuncios negativos, estos han sido menos que en trimestres anteriores”.

preanuncios negativos


Según Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de Inversión, “se espera que beneficios y ventas conserven momento positivo en términos trimestrales y anuales. Una visión que compartimos si atendemos a la evolución de las encuestas empresariales ISM que alcanzan niveles máximos de los últimos 4 años y que son compatibles con un crecimiento superior a los dos dígitos del beneficio por acción en términos interanuales. Unas estimaciones de crecimiento en beneficios y ventas que presentan una gran amplitud, es decir, que vienen respaldadas por la inmensa mayoría de sectores empresariales”, asegura. Para leer el artículo completo en la zona Premium, pinche aquí.

En general, los expertos esperan una mejora de las ventas por debajo de la media histórica, aunque mejor que trimestres anteriores. Y eso que como viene siendo habitual, las previsiones de los expertos se han rebajado en las últimas semanas.

Pero, ¿qué hay que esperar de las cuentas de Alcoa?

El consenso espera un beneficio por acción de 0,22 dólares por acción, lo que significaría el doble que el año pasado en el mismo periodo.

Los expertos esperan unas ventas de 5.850 millones de dólares, lo que implicaría una subida de apenas un 1,5% con respecto al mismo periodo del año anterior.

La compañía se podría ver afectada por la caída de los precios del aluminio y de los cargos por el cierre de parte de su capacidad. Sin embargo los segmentos de mayor valor añadido, como los productos planos o la unidad de ingeniería –en la que se fabrican productos para aeronáutica-, podrían haber limitado el desplome. Detrás de esta caída, la debilidad de las economías chinas y europeas en los últimos trimestres.

Si quiere recibir alertas cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí.