Juan Enrique, director de análisis de Admiral Markets, analiza la situación técnica de los índices y valores protagonistas de las últimas sesiones.

Los 8.800 puntos del Ibex 35 vienen prácticamente a coincidir con los 10.000 puntos del Dax. ¿Qué sucede en estas zonas que están frenando los avances de ambos índices a corto plazo?
Vemos que el dinero que entra en ambos selectivos es un dinero secado, para el largo plazo, que no consigue consolidar. Ningunos de los dos países tienen el apoyo del sector financiero y, en este sentido, no conseguirán superar niveles clave.

En el caso del Ibex 35 no logra consolidar los 9.000 puntos, el volumen decrece cuando vemos un ataque alcista y las medias están cruzadas a la baja, así que, estamos sólo ante un rebote de “gato muerto”.
 
Entonces, ¿nos podríamos poner bajistas en el Ibex y el Dax?
Para el largo plazo, sí. En el Ibex 35 lo ideal sería lo más cercano al 9.200, pero todo rebote que veamos en la renta variable en general en Europa y en el sector financiero, en concreto, podríamos tomarlo como oportunidad de cortos. Además, en el corto plazo seguiremos viendo volatilidad.
 
En consonancia con este argumento, ¿nos podría indicar alguna estrategia de cortos en algún banco español?
Dentro del mercado de opciones se podría realizar con compra de puts, podríamos implementar estrategias en cuanto a amplitud de volatilidad.

La apertura de posiciones cortas a medio plazo son buenas en un Santander o Popular.
 
¿Se podría bajista en Gas Natural? Pues lleva un año sumido en un gran canal bajista y hoy sus cuentas trimestrales y el plan estratégico no han gustado al mercado…
El plan estratégico de Gas Natural no ha sido bien acogido y, de hecho, el anterior plan presentado también era muy agresivo y tampoco fue bien acogido porque no lo consiguieron cumplir. Al final el inversor no cree al 100% en esta estrategia y eso arrastra al valor.

La volatilidad no es mala, la beta sigue por debajo de 1 punto y por PER está por debajo de valores de su sector. No obstante, creo que en el corto plazo debería seguir siendo bajista. Se puede observar es su gráfico que la tendencial desde principios de año es positiva y el volumen es creciente en los impulsos y sin sobrecompra acumulada. Así que, los recortes que pueden darse hoy no deberían ser negativos y a lo largo de esta semana volveremos a la senda alcista.
 

ArcelorMittal ha caído más de un 20% desde máximos anuales, luego de subir un 160% desde los mínimos históricos de febrero en 2 euros hasta los 5,32 euros que ha marcado de máximos anuales en abril… ¿Hemos visto el techo de Arcelor?
Hay que tener en cuenta el sector al que pertenece y la recuperación que puede experimentar, y la diversificación que ha hecho ha sido buena. El retorno al mercado nacional sigue siendo escalonado, nada de agresividad ni volatilidad, y eso el inversor lo agradece, mientras que el plan estratégico y corporativo son buenos y estables. El sector seguirá en auge y le beneficiará a ArcelorMittal, que sigue a la cabeza en cuanto a ratios fundamentales.
 

¿Ve alguna estrategia de inversión factible en nuestro mercado o fuera de nuestras fronteras?
Sigo haciendo hincapié en BME, que sigue siendo una alternativa muy interesante y candidata a ser opada. Bolsas europeas siguen teniendo interés en BME y por ratios fundamentales y dividendo, la operadora española sigue siendo un caramelo en el sector. Lo que me resulta raro es que no haya sido opada porque tenía muy buenos números. En los próximos años debería ser un movimiento corporativo protagonista.

Para entrar en BME con un horizonte de corto plazo, esperaría, por la volatilidad del mercado, aunque si la estrategia es de largo plazo, se pueden ir tomando posiciones.
 

Tras subir sin descanso entre noviembre de 2015 y hasta principios de abril hasta los 0,80 libras, el par EURGBP se está tomando un descanso. ¿Cree que responde a que el mercado descuenta que en junio la población de Reino Unido votará en contra del Brexit?, ¿Podría experimentar un fortalecimiento la libra?
Lo más probable es un fortalecimiento de la libra. Todo lo que rodea a UK es incertidumbre y genera volatilidad. Es cierto que ahora hay reposo, un descanso sano, veremos una descarga de la sobrecompra y la volatilidad volverá a ser relevante.