Juan Luis Sevilla, asesor financiero de Profim Eafi, habla de cómo se encuentra la actualidad en el entorno de los fondos de inversión además de dónde pueden estar las principales oportunidades para tomar posiciones.
 
¿Se podría haber generado alguna oportunidad de entrada en la renta variable española después de las últimas caídas a través de algún fondo?

Nosotros en líneas generales hemos estado fuera de la bolsa española bastante tiempo simplemente por el ruido político. Sí que es verdad que los datos macroeconómicos y microeconómicos iban acompañando, pero simplemente por alguna incertidumbre política nos hemos mantenido fuera del mercado español. A raíz de las últimas elecciones a dependiendo de ciertas coaliciones es más posible un gobierno entre uno o varios partidos y las recientes caídas para un determinado perfil de inversor, más bien agresivo o muy agresivo, puede plantearse ciertas incursiones en renta variable española a través de fondos muy específicos y de autor. No que sigan al Ibex 35 sino que se desmarquen en la búsqueda de esas oportunidades que da el mercado en estas correcciones. Creo que los precios que se han ido consiguiendo son para ir haciendo cartera progresiva. Para perfiles agresivos puede ser recomendable. De hecho, nosotros estamos recomendando para perfiles agresivos o muy agresivos pequeñas incursiones en renta variable a través de este tipo de productos. Un tipo de productos que no tengan tanto peso en el sector financiero, que es lo que lastra muchas veces a los índices y en ese sentido dar un valor añadido en cuanto a una gestión definida o una búsqueda de sociedades que vayan a seguir teniendo sus beneficios recurrentes con independencia de la macro. Hacia este tipo de empresas hay que ir mirando y potencialmente cuando venga una mejora de la coyuntura política total habrá que plantearse entrar en otros perfiles más conservadores o incrementar en perfiles más agresivos. Pero sí que puede ser momento de ir progresivamente con cuidado haciendo posiciones en bolsa española.

Una de las noticias que más ha llamado la atención es esa cancelación de reembolsos inmobiliarios en el Reino Unido. ¿Piensa que esto puede generar un efecto dominó? ¿Cuáles pueden ser las peores consecuencias?

En esta semana hemos asistido día sí y día también a sucesivos cierres de reembolsos en determinados fondos inmobiliarios británicos en el sentido de que hay una avalancha de reembolsos que no pueden hacer frente en el corto plazo debido fundamentalmente a lo ilíquido de sus activos. Hay que tener en cuenta y darse cuenta de lo que es un fondo inmobiliario, que invierte en ladrillo como tal y fondos inmobiliarios que invierten en acciones del mercado inmobiliario. No tiene que ver uno con otro. La diferencia fundamentalmente es el acceso a la liquidez en momentos complicados.

Sobre si puede crear un efecto dominó sí que es verdad que ha habido un cierto pánico y los inversores han detectado que como consecuencia del Brexit posiblemente pueda haber huida de empresas con sede en Londres. Con lo cual el precio de los inmuebles de la zona centro de Londres con oficinas, viviendas, residencias de estudiantes, pueda verse perjudicados. Eso se ha extendido a lo que es el mercado como tal y ha habido correcciones en bolsa importantes en ese sentido. Sobre todo empresas ligadas al sector financiero y al asegurador que se ha visto afectado. Creo que es algo bastante acotado en el sentido de que es un sector inmobiliario muy cerrado, de alta calidad o alto standing, con lo cual creo que es puede en un momento dado puede pararse y buscar una alternativa más interesante.

El efecto contagio puede ser coyuntural en la menor valoración temporal de acciones o Reits que invierten en ese sentido, pero a largo plazo creo que puede ser incluso buena protección. Una caída de la libra puede llevar a efectos inflacionistas de futuro, con lo cual las rentas de los inmuebles y sobre todo la valoración puede ser un efecto refugio contra la inflación y eso podría ser interesante. Con lo cual creo que hay muchos gestores incluso dentro de estas reits buscando esos precios de ganga para volver a entrar. Hay que verlo en perspectiva. El consejo al inversor es que lo vea de una manera muy particular si tiene algún fondo vinculado al sector inmobiliario y sobre todo esa diferenciación que es fundamental. No es lo mismo invertir en un fondo inmobiliario que invertir en un producto de acciones inmobiliarias que tiene completa liquidez. Hay que verlo individualmente, apoyarse en asesores independientes que le digan cuál es su producto y que perspectiva puede tener y a partir de ahí tomar decisiones.

Los últimos dos veranos han sido movidos en términos de mercados. ¿Apostaría más por liquidez este verano para evitar terremotos que puedan afectar a nuestra cartera?

Llevamos unos veranos bastante movidos, sobre todo en cuanto a sucesos que afecta a la renta variable y por ende al bolsillo de los inversores. El verano es una época complicada donde los volúmenes se reducen y donde las noticias se magnifican en mayor medida. Nosotros a lo largo de todo el año llevamos una política de prudencia por todo el ruido que hay. Este año iniciamos con las incertidumbres con China y demás, con bajadas bursátiles fuertes... Con lo cual la prudencia debe imperar en todas las decisiones. En este sentido, toda cartera debe cumplir una serie de requisitos y una serie de pilares. Uno de ellos debe ser la prudencia a través de productos adecuados en estos momentos, pero en un nivel inferior en función de cómo sea cada uno desde el punto de vista del riesgo. Por otro lado, protección.  Hay que buscar aquellos productos que me puedan cubrir. Buscar qué fondos de inversión me pueden hacer esa labor de protección y de búsqueda de oportunidades en los mercados. Hay una oferta de productos que lo está haciendo bastante bien en este sentido, primando acciones que primen al inversor vía dividendo, que tengan ingresos recurrentes y estables en el tiempo. Luego flexibilidad, que es fundamental. Aquellos gestores flexibles que sepan adaptarse, cubrirse y salir, son gestores que juegan a caballo ganador y que pueden amortiguar las bajadas de un fondo de inversión en momentos muy malos y que luego pueden coger parte de las subidas en momentos en que se calme el mercado. Y, por último, la calidad. Creo que hay que incidir mucho en la calidad de las empresas que se compran y cuando uno decide entrar en un fondo de inversión tiene que entrar en ese sentido.

Quería hacerle por último una pregunta sobre Estados Unidos porque es el mercado que mejor aguanta a colación del Brexit. ¿Podría algún fondo interesante en Estados Unidos aprovechando que hay más tranquilidad en ese mercado?

Es verdad que el mercado americano es el que ha mostrado una mayor coherencia y una menor volatilidad porque también está un poco alejado de los problemas que tenemos los europeos. Habrá que ver si hay un cambio de política monetaria para tomar decisiones más agresivas. Creo que sí se puede estar en Estados Unidos. La pregunta es no si hay que estar más en EEUU o más en Europa, sino a través de qué fondos globales que tengan acciones americanas o acciones europeas que tengan las características que he mencionado anteriormente. Empresas de alta calidad con una gestión flexible son productos ganadores que pueden estar tanto en Europa como en Estados Unidos. Focalizándolo más en Estados Unidos creo que las grandes corporaciones americanas son interesantes. ¿Fondos? Habrá que ver si nos interesa cubrir divisa o no. El dólar puede ser refugio, con lo cual hacer un mix puede ser interesante. Como ejemplo está Vontobel US Equity o Pioneer US Fundamental Growth en la parte más sin cubrir o Fidelity America. En cuanto a la renta fija es interesante. Los tipos de interés en Estados Unidos están por encima de los europeos con lo cual estamos con la espada de Damocles por si puede haber subida de tipos en el futuro.