Si ayer los brokers prácticamente no encontraban opciones de inversión en el mercado español, hoy les sobran, tanto en el Ibex 35, como en el Continuo.
 
Meliá se ha convertido en uno de los valores fetiche de los expertos este año. La subida del 32% que acumula en apenas dos meses y medio les parece insuficiente a algunos brokers que sitúan al valor en el cielo. De hecho, Bryan Garnier ha subido el precio objetivo para Meliá después de que haya batido su anterior objetivo (11,50 euros). Ahora cree que la cadena hotelera seguirá cotizándose al alza hasta los 13,10 euros. Esto comportaría una subida adicional del 15%.

Y, aunque ACS no ha batido el precio objetivo que HSBC manejaba anteriormente para la acción, este bróker ha vuelto a mejorar su apuesta por la constructora. HSBC aconseja sobreponderar ACS en cartera y eleva el precio objetivo dos euros, hasta los 36 euros. Actualmente la compañía presidida por Florentino Pérez cotiza en los 32,27 euros, por lo que, para alcanzar los 36 euros todavía tendría un recorrido al alza del 11%.

UBS sonríe a Iberdrola. Además de recomendar comprar la acción, le sube el precio un 6,67%, hasta los 6,40 euros. Desde los niveles actuales, si se cumple la predicción de UBS, la energética tendría por delante un recorrido del 7,20%.

En medio del culebrón Realia, los expertos de Carax-Alphavalue se fijan en los protagonistas de este enredo. Por un lado, aconsejan comprar acciones de Realia y sitúan el precio objetivo en 0,90 euros. Esto comporta una mejora del 55% sobre el precio ofrecido por Slim por Realia (0,58 euros) y un 84% mejor que el ofrecido por Hispania (0,49 euros).

FCC, principal accionista de Realia y el cual se ha negado a vender a los precios que Slim e Hispania ofrecen, es objeto de recomendación de comprar por parte de Carax, casa que le sitúa el precio objetivo 20,9 euros. Este objetivo comportaría una subida del 92% desde los precios actuales, un potencial tremendamente ambicioso para que FCC lo alcance en los próximos 12 meses. A Bankia, el segundo mayor accionista de Realiaque sí se ha comprometido a venderle su participación a Slim, Carax le sitúa el precio objetivo en 1,39 euros, apenas un 5,30% por encima del precio actual, por lo que aconseja reducir las posiciones que se tengan en carteara de este financiera.