El experto señala que los inversores pueden respirar tranquilos porque hoy acaba el peor semestre del año para las bolsas. 
Eso es, al menos, lo que dicen los refranes que se usan en el ámbito de las bolsas de todo el mundo y es lo que propugna, al menos, eso del “Sell in may and go away”.

En concreto, el experto señala que el fin de octubre “trae buenas noticias porque hay muchas evidencias estadísticas que muestran que este patrón –conocido como el Indicador de Halloween- merece la pena ser tenido en cuenta a la hora de operar”, explica el columnista de MarketWatch, Mark Hullbert.

El experto cita un estudio en el que se ha analizado el comportamiento de las bolsas en 100 países, en algunos como el Reino Unido con datos desde el año 1.694.

Explica Mark Hullbert que el comportamiento del mercado estadounidense durante los últimos seis meses se ha ajustado mucho a lo que confirma este patrón que marca el indicador de Halloween. Así, desde el último día de mayo, el Dow Jones ha ganado un 3,7%, prácticamente la mitad de lo que ganó en los seis meses anteriores.

Halloween Indicator


Hullbert señala que uno de los autores de este estudio asegura que hay señales de que la prensa ya hablaba del indicador de Halloween desde 1935, cuando se ha encontrado una reseña en el Financial times, aunque la popularidad en Estados Unidos comienza a explotar en 1990.

El experto afirma que la fiabilidad de este patrón no garantiza que las bolsas no vayan a entrar en un mercado bajista en los próximos seis meses, los más rentables para las bolsas. “Pero si el futuro es como el pasado, lo peor del próximo mercado bajista tendrá que esperar hasta el próximo mes de mayo, ya que históricamente las mayores caídas de cualquier mercado bajista se han producido en los meses de verano”, afirma el columnista.

verano- invierno Dow Jones


De hecho, explica que “no sólo fue el caso del mercado bajista de 2007-2009, sino especialmente en la fase bajista que comenzó con el pinchazo de la burbuja puntocom en marzo del año 2000. Desde ese mes hasta el suelo de octubre de 2002, el Dow Jones sólo ganaron alrededor de un 3,5% mientras que en los meses de verano se produjeron caídas del 36%”, comenta el experto.

Si quiere recibir alertas cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí.