Scander Bentchikou & Matthieu Grouès, de Lazard, visitan el plató de Estrategias de Inversión para hablar de la situación actual a nivel macroeconómico y como posicionarse en este momento de duda para los inversores.
¿Qué esperan de los mercados tras la reunión de la Fed?

Nos estamos seguros de que los mercados puedan reaccionar positivamente después de la decisión de la Fed, porque es cierto que las bolsas podrían complacerse de que la Reserva Federal no subiera los tipos de interés en el corto plazo. Pero después de eso pensarán que si la Fed no ha subido los tipos de interés es quizás por la preocupación y si la Fed se preocupa por la situación global, los mercados mostrarán preocupación también. Por eso no estoy seguro de que vayan a reaccionar positivamente.

¿Cómo afecta para sus inversiones la caída del precio del petróleo?

La caída del precio del petróleo es una noticia muy buena para la economía global y también lo es para los países que no son productores, especialmente para los de la Eurozona, por lo que es algo muy bueno para la economía europea al igual que para los mercados de acciones de europeos.

¿Cree que veremos otro terremoto en China que podría afectar en los mercados globales?

Creemos que la situación en China no es tan horrible como el mercado muestra. Hemos tenido malas noticias en relación con la economía al comienzo del tercer trimestre. Eso es verdad. Así, probablemente el tercer trimestre será bastante débil. La debilidad en China es un crecimiento del PIB del 6%, lo cual no es bastante malo (sí para China). Pero pensamos que el gobierno y el banco central han tomado decisiones que harán levantar al alza en los próximos meses y por eso pensamos que probablemente después de un crecimiento del 6% en el PIB en el tercer trimestre debería acelerar de nuevo para rendir quizás al 7% en el cuarto trimestre.

¿Qué espera para los mercados europeos y en concreto para el español en este entorno?

Nosotros pensamos que los mercados de la eurozona y el español tendrán un buen desempeño en los próximos 12 meses, porque los beneficios se están incrementando, por lo que incluso con la volatilidad relacionada con la Fed o las noticias que llegan desde China al final lo que importa son las ganancias. Nosotros pensamos que esta tendencia en las ganancias continuará y por eso seguiremos viendo crecimiento en la renta variable, quizás un 15% o un 20% en los próximos 12 meses, lo cual está muy bien.

¿Cuál es su estrategia de inversión en Europa?

No hemos hecho cambios realmente. Continuamos pensando que la renta variable europea está globalmente infravalorada por dos razones. La primera es que el crecimiento puede acelerar y lo hará en un momento determinado. El segundo factor es que la valoración relativa de los mercados europeos frente a otros mercados está bastante más barata y especialmente en relación a los mercados americanos donde los múltiplos y márgenes están altos, y tienen perspectivas de estabilizarse o incluso caer en algún momento. Por eso continuamos creyendo que los mercados europeos muy respaldados, pero no excluimos, por supuesto, el regreso de algún tipo de volatilidad.

¿Cuáles son sus principales posiciones en su cartera?

Realmente depende de la estrategia. En nuestros fondos más agresivos (Alpha funds) continuamos creyendo que las compañías cíclicas y financieras están burdamente infravaloradas. Pero somos plenamente conscientes que la volatilidad en este tipo de acciones se estabilizará a niveles más altos en los próximos meses. Por otro lado, en este espectro hay una solución entre el entorno actual y es la estrategia de la varianza mínima del dividendo. Esta estrategia tiene en cuenta que la volatilidad del mercado es alta al tiempo que el debate sobre los mercados emergentes se mantendrá un tiempo y que el debate de la Fed se mantendrá un tiempo. Por tanto, las acciones objetivas de este fondo aglutina el 30% de la volatilidad sobre el Eurostoxx y la volatilidad del mercado ha alcanzado el máximo durante el verano y las correlaciones se han incrementado de un modo dramático.

El segundo pilar de nuestra estrategia es proveer a nuestros inversores de rentabilidad que sean segura. Estas son también más altas que la media de la rentabilidad proporcionada por el Eurostoxx. Son en torno al 3,5% y crece durante el tiempo. El último pilar de nuestra estrategia es la tradicional habilidad en el análisis financiero. Es el compromiso de nuestra casa. Esto quiere decir que sintetizamos de dónde está actualmente lo volátil y dónde están bajos los ratios. Al mismo tiempo el objetivo de la tendencia de la varianza mínima del dividendo que proporciona una buena solución; acciones de alta rentabilidad y de baja volatilidad. Exactamente lo contrario a lo que puedes obtener invirtiendo en los mercados periféricos.

¿Le gusta España para invertir? En el caso de que sea así, ¿qué compañías le gustarían?

Nosotros nunca invertimos en países, nosotros siempre invertimos en compañías. Esto no es porque estén localizadas en España, sino porque generen beneficio en España. Recientemente, es cierto que hemos reducido nuestra exposición en las compañías financieras españolas después de la gran exitosa subida, por lo que no vemos más valor ahora en las acciones bancarias por dos razones. La primera está relacionada con el margen de intermediación. Los márgenes van a caer porque los activos se están repreciando y la carga de la repreciación está más o menos terminada. La segunda razón es que generalmente un factor distintivo del futuro del sector financiero español es que tienen exposición a Latinoamérica y en esta área algunos países están considerados por agentes macro como regiones peligrosas. Nosotros consideramos que la difícil situación de Brasil, por ejemplo, seguirá al menos un par de trimestres. Pero permanecemos invirtiendo en acciones defensivas que son consistentes como Ferrovial. Pueden ser utilities como Enagás. Pero nunca nos referimos a invertir en España sino en empresas que puedan tener una capacidad de revalorización y por debajo de su precio por parte de los participantes del mercado.