Hay que remontarse a finales de los 90 para recordar la época dorada de las operadoras de telecomunicaciones de todo el mundo. En aquel momento estaban iniciando la revolución de la conectividad móvil y constituían uno de los sectores más innovadores del momento. Pero esa época ya ha pasado. En opinión de los analistas de Citi, la industria necesita volver a la senda de la tecnología.
 
Los estrategas de esta firma de análisis explican que las últimas dos décadas las compañías de telecomunicaciones se han centrado en construir todas las infraestructuras necesarias para que se desarrollaran las comunicaciones que tenemos en estos momentos: fibra de cobre, tecnología móvil, ADSL y ahora la fibra óptica.  Esta transición se ha hecho gracias a un gran esfuerzo y a inversiones millonarias para estas sociedades que en muchos casos han provocado fuertes endeudamientos de balance.

Toda esta infraestructura que las operadoras han tardado décadas en inventar, en desarrollar y en instalar son ahora la  columna vertebral de la llamada economía digital. “Esta revolución ha creado a algunas de las empresas más grandes del mundo que generan sus beneficios usando las infraestructuras que el sector de telecomunicaciones ha construido”, dicen en el último informe de la compañía.

Ingresos móviles


De esta forma se ha producido un cambio sustancial; mientras que las operadoras llevan años creciendo entre el 0 y el 3%, el sector de servicios de internet –que es el que usa sus infraestructuras- crece a tasas seis veces mayores.

Para los expertos de Citi la industria de las telecomunicaciones no debe bajar los brazos y acomodarse o conformarse con ser un sector en el que los inversores solo buscan rentabilidad por dividendo –y poco más-. Para ellos la industria tiene dos opciones: o siguen siendo el proveedor de infraestructuras del sector digital, o son ellos mismos los que se embarcan en la transformación digital.

Telecos


“Probablemente los inversores no estén todavía preparados para asignar mucho valor a las empresas de telecomunicaciones por esta transformación , pero creemos que se pueden crear las bases para la creación de una historia de valor a largo plazo, al menos para algunas operadoras”, dicen en el informe.

¿Qué es lo que pueden hacer estas compañías? En su opinión hay muchos vectores hacia los que pueden dirigir sus esfuerzos: televisión por internet, el uso del big data de sus clientes, compra de derechos deportivos, adquisiciones (como las de Yahoo! por parte de Verizon), asociaciones con otros negocios compatibles, expansión hacia áreas que necesitan un componente digital, como son los videojuegos. Además, propone investigar en áreas como la realidad virtual, el interne de las cosas, o el escáner e impresión 3D.

Ingresos


El extenso informe hace un repaso de todas estas oportunidades para terminar fijándose en las compañías que ya se han puesto en marcha y a nivel solo hay dos que están haciendo todo lo necesario o que, al menos, están dando los pasos en la línea que ellos mismos sugieren: Verizon y la española Telefónica.

Teleoperadoras

Así ven a Telefónica
Destacan que la compañía se está centrando en la recuperación de la economía española y su oferta de precios y paquetes de diferentes servicios en los que se incluye voz, internet, móvil y televisión de pago.  Esto le permite elevar los ingresos por usuario (ARPU).  

Consideran que uno de los mayores esfuerzos que está haciendo la compañía es incrementar la penetración de la televisión de pago, a pesar de que nuestro país tiene un índice históricamente muy bajo para los estándares europeos.  En su opinión, “hay espacio para el crecimiento si se asume que la economía española seguirá creciendo por encima de las tasas del viejo continente”.

En lo que va de año, las acciones de Telefónica caen alrededor de un 12% y no solo por la falta de crecimiento del sector, sino por el varapalo sufrido después de que las autoridades europeas decidieran impedir la venta de su filial británica, O2. Por si fuera poco, la falta de interés de los inversores institucionales ha provocado que suspenda la salida a bolsa de Telxius.

El consenso de Facset le otorga un precio objetivo de 10,78 euros, lo que implica un potencial de algo más de un 30% desde los niveles actuales. Los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión le dan una puntuación de 6 en una escala que va del 0 al 10 y que lo sitúan en fase de consolidación. De acuerdo con estos marcadores, tanto la tendencia a largo como a medio plazo, son alcistas.
Indicadores Telefónicqa
 
 
                QUIZÁ LE INTERESE VER:
“No descarto que Telefónica se plantee volver a sacar a bolsa a Telxius”