El experto considera que el rebote que viven las bolsas estadounidenses tras el último pullback y que ha llevado a los principales índices del país a máximos históricos no es fiable.

En concreto, Jeff Clark, de Stansberry & Associates, acaba de escribir un artículo en el que expone sus escepticismo. “No creo que la corrección se haya acabado”, expone el analista.

Para justificar su afirmación, Clark sugiere echar un vistazo a un gráfico del S&P 500. Según él, “el índice alcanzó nuevos máximos históricos el pasado viernes. Ha horadado todos los niveles de resistencia”. Esto dejaría una figura de “V” en el gráfico.


S&P 500 en bolsa


Si hace dos semanas me hubieran ofrecido una apuesta de 20-1 a que esto hubiera podido suceder no hubiera aceptado. Un rebote en forma de “V” como esta es como el Monstruo del Lago Ness en el mercado. La leyenda dice que existe, pero la mayor parte de los inversores nunca lo han visto y eso es lo que estamos viendo hoy”, afirmaba Jeff Clarck ayer mismo.

Con todo, el analista afirma que “estamos entrando en un momento muy bueno para las acciones, así que podríamos ver nuevos máximos a partir de aquí. Pero tal y como escribía la semana pasada, las correcciones normalmente se desarrollan en tres o cinco tramos y el actual sólo ha desarrollado dos, uno al alza y otro a la baja. Así que necesitamos un tramo más para completar la corrección”, explica Clark.

El experto también utiliza un gráfico en el que se muestra el llamado Oscilador McClellan del NYSE (el NYMO). Este indicador mide las condiciones de sobrecompra y sobreventa de un índice. Las lecturas por debajo de 60 puntos indican sobreventa y normalmente indican el final de una tendencia bajista en el mercado, y viceversa.

Oscilador NYSE

“Observen cómo el NYMO se ha movido consistentemente entre las zonas de sobrecompra y sobreventa en los últimos dos años. Pero miren la gran cantidad de lecturas de sobreventas que tuvimos a principios del mes pasado –entre la niebla de la corrección del mercado-. Fue esta figura la que me abstuvo de vender acciones en caída, en su lugar yo pensé en comprar renta variable”, explica Clark.

“Ahora observen la gran cantidad de sobrecompras que acaban de producirse. Y esto es lo que me mantiene alejado de las compras en este momento”, afirma.

“En el corto plazo, yo no confío en el mercado justo en este momento. Me parece muy vulnerable a un nuevo tramo de caídas. Una vez que se produzca este movimiento a la baja quizá podríamos mirar la posibilidad del rally de final de año. Hasta entonces es mejor ser cauteloso”, apuesta.

Si quieres recibir alertas cuando este índice cambie de ciclo bursátil, pinche aquí.