La empresa de nutrición vive una importante revalorización durante la jornada después de que Carl Icahn se haya salido con la suya. Los inversores han decidido entrar en el valor.
Herbalife ha anunciado que ha acordado permitir que otros tres representantes del inversor multimillonario se unan a la junta directiva. Esa noticia ha provocado la inmediata subida de sus acciones en Wall Street, que ya en la preapertura subían un 9%, más de un 5%.

Como parte de un acuerdo revisado, la compañía estadounidense afirmó que Hunter Gary y Jesse Lynn, ambos empleados Icahn, además James Nelson, consejero independiente de Icahn Enterprises, serán elegidos en el consejo directivo, lo que hará que el multimillonario de Queens posea un total de cinco puestos en el consejo de 13 miembros.

Herbalife, cuyas prácticas de negocio están siendo investigados por la Comisión Federal del Comercio de Estados Unidos, había aplazado la reunión anual de accionistas al 29 de abril cuando estaba prevista para el 24 de abril, mientras que hablaba con Icahn sobre un aumento de la representación en el consejo.

Icahn, el mayor accionista de Herbalife con una participación del 16%, ha estado apoyando a la empresa en su lucha contra el inversor multimillonario compatriota Bill Ackman, que acusa a la compañía de fraudulenta por estar organizada con un esquema piramidal y ha adquirido posiciones cortas invirtiendo alrededor de 1.160 millones de dólares.

Ackman renovó su ataque a la compañía a principios de este mes, cuando aseguró que tenía pruebas de que la empresa estaba violando las leyes de venta directa en China, su mercado de mayor crecimiento.

"Nos mantenemos firmes en nuestro compromiso con el éxito a largo plazo de Herbalife", dijo Icahn en un comunicado el lunes. El inversor estadounidense sigue teniendo el derecho de comprar hasta un 25% de Herbalife, dijo el comunicado.