En cuanto se conoció el resultado del referéndum por el Brexit los bancos españoles se convirtieron en un hervidero de especuladores bajistas, aunque en las últimas jornadas las financieras han comenzado a levantar el vuelo, espantando en algunos casos a parte de estos inversores. ¿Estamos ante una capitulación de los cortos? Cuidado que el suelo no está asegurado.
 
Los bancos del Ibex 35, tuvieran o no exposición a Reino Unido han sido de los valores más castigados de toda la bolsa europea. Tal fue el movimiento vendedor que los inversores amantes de los cortos “se pusieron las botas”, aunque no todo es para siempre. Desde que los británicos llevaran a casi todos nuestros bancos a mínimos anuales (incluso a mínimos históricos en algunos casos), todos acumulan revalorizaciones, pero los “cortos”  siguen haciéndose fuertes en sus filas, pues ahora la crisis bancaria italiana también alimenta el ansia bajista.
 
CORTOS BANCOS


 
BANCO SABADELL
La entidad presidida por Josep Olíu, con exposición al mercado británico a través de TSB, es actualmente la entidad que más cortos tiene, hasta un 3,36% de su capital está en manos de estos especuladores, cuando el día 24 de junio, el día después del referéndum, poseían un 2,55% y a principios del mes pasado (cuando el mercado descontaba que no habría Brexit, tenían un 2,13%. Los niveles de cortos actuales son los máximos del año, hay que trasportarse a finales de 2015 para ver porcentajes por encima del 3%.
 
Aunque la caída que registró Sabadell el 24 de junio de este año fue monumental, no marcó mínimos anuales hasta hace escasas sesiones en los 1,091 euros. Salvó la unidad por acción y ya ha recuperado un 11% pero aún es pronto para pensar en que ha hecho suelo, pues ni siquiera ha cerrado el enorme hueco dejado por el Brexit ni ha recuperado por encima del primer nivel de retroceso de Fibonacci, en los 1,25 euros de todo el movimiento de caída desde los máximos a los mínimos anuales.
 
SABADELL




BANCO POPULAR
Sin exposición a Reino Unido, pero en medio de su macro ampliación de capital, Popular ha sido esquilmado por los bajistas, aunque en la última revisión de cortos publicada por la CNMV  del 8 de este mes éstos habían aminorado su presencia. Actualmente un 2,74% de su capital está prestado para ser ejecutado a la baja y el día después del Brexit ese porcentaje era 3,16%, habiéndose reducido a casi la mitad desde el 6,21% de principios del mes pasado.

Aunque los cortos han ido abandonando las filas de Popular, el valor no ha conseguido ser de los que más hayan subido desde los mínimos anuales e históricos marcados este mismo mes en los 1,128 euros. De hecho, es curioso que el Brexit le llevó a tocar mínimos históricos intradía (1,07 euros) el 24 de junio y, desde ahí siguió ahondando sus pérdidas. Por ello, es pronto para pensar en un suelo del valor aunque los cortos ya no le ahoguen tanto.
 
popular




CAIXABANK
Apenas tiene exposición a Reino Unido mediante una sucursal en Londres, pero eso no le salvó de marcar mínimos históricos tras el referéndum y de ser todo un imán para los cortos. La entidad catalana ha visto cómo los bajistas se duplicaban en un mes, poseyendo un 0,79% de su capital a comienzos de junio y acabando con un 1,23% este mes.
 
De hecho, para todo el punto de inflexión fue el 24 de junio, el día en el que Caixabank hizo mínimos anuales y también el día en el que los cortos sobrepasaron la barrera del 1%. Ahora, Caixa ha recuperado más de un 12% desde los mínimos y está atacando la primera resistencia de Fibonacci, en los 2,13 euros, aunque sigue sin cerrar el “hueco británico”.
 
caixabank




BANKINTER
En cuarta posición por porcentaje de cortos está Bankinter, aunque esta entidad apenas tiene un 1%. Los cortos no son muy amigos, o enemigos, mejor dicho, del valor, pues tendríamos que retroceder hasta finales de 2014 para ver en sus manos más de un 2% del capital. Aun así, los cortos subieron ligeramente desde principios del mes de junio con un punto de inflexión el 24 de junio.

Aunque en un primer momento Bankinter fue el banco que más estoicamente aguantó el envite del Brexit, no ha tardado en venirse abajo sumándose también la incertidumbre de la banca italiana, la falta de gobierno en nuestro país, etc. De hecho, acaba de marcar mínimos anuales en los 5,55 euros, aunque en apenas tres sesiones ha recuperado un 8% y sigue dentro del lateral en el que se mueve desde mediados de 2014.
 
bankinter




BBVA
Aunque en la entidad presidida por Francisco González los cortos han duplicado su presión, pasando del 0,21% de principios de junio al 0,43% de este mes, a lo largo de este ejercicio el porcentaje de capital en manos de estos especuladores ha superado estos niveles actuales (máximos de cortos anuales en marzo con el 0,50% del capital).

Además, si bien la noticia del Brexit también cayó como un jarro de agua fría o, mejor dicho, como una tonelada de piedras sobre la cotización de BBVA, hundiéndole a niveles de hace más de cuatro años y fijando mínimos anuales en los 4,68 euros, en las últimas cinco sesiones ha subido con fuerza, superando el primer nivel de retroceso de Fibonacci y atacando incluso el segundo. De hecho, Nicolás López, de MG Valores considera que tiene un claro soporte en los 4,50 euros.
 
bbva




SANTANDER
Sí, aunque es la entidad con más exposición a Reino Unido (un 23% de sus beneficios del primer trimestre), es a la que menos acosan los cortos, con permiso de Bankia, que no tiene posiciones cortas desde principios de junio de este año. Así pues, Santander tiene actualmente un  0,23% de su capital en manos de los especuladores y apenas ha subido un 0,02% desde los niveles que tenía antes del Brexit.
 
Además, aunque el hueco bajista que dejó la noticia del divorcio británico fue tremendo, ni siquiera lo llevó a marcar mínimos anuales (3,27 euros en febrero) y es el único banco que ya ha cerrado a la mitad el hueco, superando incluso los retrocesos de Fibonacci del 23,6% y 38,2%. Nicolás López lo tiene claro, “Santander tiene un soporte importante en los 3 euros”.