Con un ojo puesto en la Casa Blanca y otro puesto en el BCE, los inversores han optado hoy, de nuevo por las compras, en una jornada marcada por la reunión de la autoridad monetaria europea. S&P 500 y Dow Jones vuelven a marcar máximos históricos.
La jornada, no obstante, ha sido muy volátil y ha oscilado entre el rojo y el verde durante prácticamente todo el día. Los ánimos que venían desde el otro lado del Atlántico de boca del presidente del BCE Mario Draghi, se veían compensados por los malos resultados de Qualcomm. Los máximos del S&P500 disparan el optimismo

Con todo, las noticias de Europa eran buenas hoy. Draghi ha indicado que está dispuesto a poner en marcha nuevas medidas de estímulos si la economía así lo necesita y, además, que todo el consejo de la autoridad monetaria está de acuerdo en hacerlo. Se eliminaba así, de un solo plumazo, todos los miedos que habían corrido ayer ante la posibilidad de que el BCE estaba poniendo en cuestión la manera que tiene el presidente italiano de liderar la institución. Draghi, a pesar de todo, ha dejado entrever que las diferencias existen, pero que no tan dramáticas.

Así que los mercados han comenzado a olfatear el aroma de dinero recién imprimido en Bruselas. Un dinero que se unirá al del Banco de Japón, que hace una semana ya avisó que tiene la impresora lista para darle al botón verde. Habrá que ve si continúa la visión de que ninguno de estos QE serán tan efectivos como el que justo acaba de concluir la FED.

Draghi ha aportado más claridad, aunque todavía queda mucho más por salir a la luz. No es muy saludable centrarse en las esperanzas de los estímulos en lugar de en los fundamentales”, ha dicho Michael O'Rourke, de JonesTrading, en una entrevista con Reuters.

De esta manera, el S&P 500 sube un 0,38%, el Dow Jones se apunta un 0,40%, mientras que el Nasdaq sube un 0,38%. 

Desde el punto de vista económico, la sesión también ha sido positiva en Estados Unidos, donde se ha conocido que la semana pasada las peticiones iniciales de desempleo cayeron más de lo esperado, hasta 278.000. La cifra es incluso inferior a la media de cuatro semanas, situada en 279.000. Se trata, de hecho, del dato más bajo desde principios del año 2000.

Sin embargo el dato crucial se conocerá mañana, cuando se publiquen las cifras de paro del mes de octubre.

Desde el lado de las empresas destaca la caída de casi un 9% de Qualcomm después de que la empresa haya afirmado que tendrá problemas de competencia en Europa, lo que podría pasar factura a sus cuentas. Sus datos han impactado en el sector de semiconductores. Orbitz también ha caído más de un 8% tras sus cuentas.

También ha sido reseñable el desplome de Genworth Financial, que ha caído más de un 38%, el mayor descenso diario desde la crisis de Lehman Brothers tras confirmar malos resultados en su negocio de seguros.

Desde el punto de vista positivo, Whole Foods Market, ha subido un 12% tras batir previsiones. Se trata de su mayor subida diaria desde mayo del año pasado.

En este contexto, La rentabilidad de los bonos a 10 años está en 2,3750%. El EURUSD se cambia en 1,2377 dólares. Mientras que el brent está en 82,79 dólares el barril. Por último, el oro cotiza en 1.141 dólares, y el VIX está en 13,94

Conozca cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí