Los Bancos Centrales continúan con sus políticas monetarias divergentes. No obstante, los nuevos factores de incertidumbre –China y petróleo- haLos Bancos Centrales continúan con sus políticas monetarias divergentes. No obstante, los nuevos factores de incertidumbre –China y petróleo- han puesto en jaque dichas políticas, ya sean expansivas o contractivas. puesto en jaque dichas políticas, ya sean expansivas o contractivas.
 
Así pues, vemos un claro efecto en la previsión de subida de tipos por parte de la Fed en EEUU. Actualmente los futuros sobre fondos federales sólo descuentan una subida de tipos este año, mientras que la Fed adelantó en diciembre entre 3-4 subidas. La presión que sobre los precios están ejerciendo China –presiona a la baja los precios de las materias primas por menor demanda- y el petróleo –la caída de los precios del crudo exporta deflación- están siendo seguidas con temor por el mercado y no pasan desapercibidas para los bancos centrales.
 
También el BCE promete inyectar más dinero al mercado a partir de marzo y Draghi, ciertamente supo utilizar las palabras adecuadas la semana pasada para insuflar ánimo a los mercados  y debilitar el euro con esta promesa, aunque ese ánimo se ha ido diluyendo por los efectos de la caída del precio del petróleo.
 
Por tanto, es innegable la segunda derivada que están provocando China y el petróleo en las divisas. Al hilo, desde Bank of America Merrill Lynch lanzan sus estrategias de inversión en divisas para los próximos meses:
  •  
  • - Largos en el corto plazo EUR / USD debido a la incapacidad que ha mostrado el euro para debilitarse después de que el BCE anunciara una mayor flexibilización monetaria. Sin embargo, es de esperar una mayor divergencia entre la política monetaria de la Fed y el BCE, lo que consideran que impulsará el dólar posteriormente.
 
  • - Corta EUR / JPY , esperando que se debilite hasta a 114 desde 128
 
  • - Cortos en el USD / JPY , ya que una política monetaria más expansiva por parte del BCE podría compensar el impacto de una mayor flexibilización del BoJ
 
  • - Cortos en CHF / JPY. Desde agosto el par ha descendido un 7,7%. Sin embargo, consideran que el JPY continúa infravalorado, mientras el CHF sigue sobrevaluado . Esperan que el par llegue a 102 a finales de año desde los actuales 116.8.
 
  • - Cortos en EUR / SEK, ya que esperan que el BCE implemente su política más que Riksbank este año, en respuesta a los mayores riesgos deflacionistas. Prevén que el par pueda llegar a8.90.
 
  • - Largos en AUD / NZD con objetivo 1,10 para fin de año. El AUD debería beneficiarse de estabilización en China
 

Mapa de calor de datos, fundamentos y posicionamiento
bancos centrales divisas