En este tercer trimestre los analistas de Citi calculan que han subido de media un 4% con respecto al mismo periodo del año anterior. ¿Qué nos dice la estadística? ¿Podrán seguir creciendo a este ritmo?


En concreto, con casi 400 empresas que ya han presentado resultados se puede decir que el 75% de ellas han mejorado las previsiones de los expertos y sólo un 25% ha presentado unas cifras inferiores.




Después de cinco años se puede decir que Estados Unidos ha superado –o casi- la crisis que se originó en el corazón de su sistema financiero. Uno de los aspectos que ha ayudado a los analistas a asegurar que lo peor podría haber pasado son los resultados de las compañías. En el primer trimestre de este ejercicio se alcanzó un hito que hace sólo unos ejercicios hubiera parecido estar muy lejos; los beneficios empresariales habían alcanzado su máximo histórico, superando así el techo alcanzado en 2007.

Según los analistas de Barclays, la experiencia sugiere que el ritmo de crecimiento de los beneficios tiende a desacelerarse cuando se ha completado el rebote. Es más, en esta firma han hecho un análisis de lo que ha sucedido históricamente después de la II Guerra Mundial y han observado que la desaceleración tiende a ser fuerte. Eso sí, admiten que se han dado –y pueden darse- excepciones a esta regla.

En sus estudios han identificado episodios de crisis en los que los beneficios han llegado a caer al menos un 25% desde el pico anterior. Lo que se observa en los gráficos es que durante los ciclos de recuperación los resultados suelen crecer de forma muy fuerte y estos periodos suelen estar relacionados con la recuperación en el PIB.

Una vez que la recuperación se sucede, el crecimiento de los resultados empresariales suele ser robustodurante los cuatro trimestres posteriores a alcanzar los máximos –en este caso sería el primer trimestre de 2013. Esto es, el porcentaje de mejora de las cuentas es muy superior al del crecimiento real de la economía.

Sin embargo si se toman periodos de 8 a 12 trimestres, la media de crecimiento real de los beneficios tiene a ser baja en términos absolutos y en relación con el PIB, según los datos de Barclays.

Según los analistas de Barclays, en los últimos 20 años se han producido muchas excepciones a esta regla. 

Recuperaciones históricas del beneficio


Los expertos de este banco británico señalan que desde principios de 1990 los resultados de las empresas siguieron creciendo rápidamente de las recesiones de primeros de la década y la crisis generada en el Nasdaq.
Estos analistas creen que la cuestión más importante para saber cómo se van a comportar los resultados de las empresas estadounidenses es si las bases del crecimiento de los beneficios en los últimos años siguen siendo sólidas en esta ocasión.

Es decir, si veremos una caída en los ritmos de crecimiento de las ganancias de las empresas en los próximos dos o tres años.

histórico de beneficios del S&P 500

Fuente: JP Morgan