En una sesión en la que el Ibex35 nos da un respiro, las casas de análisis optan por reorganizar sus carteras y fijarse en aquellos valores que han quedado más rezagados. Iberdrola y Endesa, a cartera. 
Las casas de análisis empiezan a ver valor en aquellos valores que no han disfrutado de la subida que ha tenido gran parte del selectivo español. Más después de ver las cuentas que ha publicado el sector energético nacional y ante los posibles movimientos corporativos que se ciernen sobre el sector. Pues bien, Goldman Sachs ha optado por dos de las compañías del mercado nacional: Iberdrola y Enagás. Ambas para incluirlas en cartera.

Para la compañía que preside Ignacio Sánchez Galán fija un precio de 6,80 euros. Mientras que para la gasista fija en los 33 euros su objetivo. Un potencial de más del 20% desde los precios a los que cotiza actualmente.

Aunque no son las únicas. La apuesta por la mejora del sector consumo en nuestro país ha hecho que sean muchos los que miren hacia el sector hotelero. Es el caso de Natixis, que se pronuncia sobre Meliá Hoteles con recomendación de compra y un objetivo de 13 euros por acción. Los expertos de Carax Alphavalue recomiendan añadir con un precio de 12.8 euros par un valor que ayer publicó un incremento del beneficio de más de dos veces destacando la buena evolución del negocio global, con mejoras en todas las regiones.

Más neutrales se muestra Beka Finance sobre Tubacex, a la que le establece un precio de 3.50 euros, con un potencial de subida del 10% desde los precios actuales. No hay más suerte sobre su homóloga, Técnicas Reunidas, a la que Carax Alphvalue recomienda reducir con un objetivo de 43,2 euros por acción. La compañía se ha confesado hoy ante el mercado y ha anunciado un beneficio de 38 millones de euros, que suponen un 18% más, con unas ventas de 906 millones y un Ebitda de 49 millones en el primer trimestre.