No hay una sola acción en sus carteras, pero sí una importante exposición al mercado de renta fija, ya sea gubernamental o corporativa. La particularidad de estas dos SICAVs estriba en que son los dos valores que mayor revalorización han experimentado este 2014 -hablamos de cifras del 250% y 119%, respectivamente- colándose entre las filas de las compañías del MAB, conocidas por todos por sus espectaculares datos en el mercado. 
 
Particular nombre para las dos Sociedades de Inversión de Capital Variable más rentables del mercado nacional, considerando, claro está, que no todas las SICAV cotizan. Alicante y Crecimiento, que es así como se llaman, han levantado su cotización con abultados porcentajes de tres dígitos en los casi seis meses que llevamos de este año. 
Cotización SICAVs 2014 (FUENTE: Infobolsa)



Alicante Capital SICAV tiene mejor prensa en su cotización que en valor que consigue generar a través de sus inversiones. Según los últimos datos comunicados a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, el 18,02% de su patrimonio total está en liquidez y a la espera de 'cazar' alguna oportunidad en el mercado, lo que suponen 334 millones de euros en caja. 

A cierre del mercado de este miércoles la revalorización de Alicante Capital asciende hasta un 250% pasando de los iniciales 0,73 euros del cierre de 2013 a rozar los 9 euros actualmente, siendo una sociedad que no concede dividendo. 

¿Dónde se encuentra invertido el 82% restante? Lo reparte entre dos posiciones con un cupón interesante. Todo renta fija pública y nacional. Por un lado, obligaciones del Gobierno español con vencimiento en octubre de 2019 y que está pagando una TIR del 4,3%. Por otro lado, obligaciones públicas del Tesoro a largo plazo, con un cupón del 5,15%, y vencimiento el 31 de octubre del año 2028.


AF Crecimiento I SICAV tiene rodaje ya por quince años desde su registro en la CNMV en el 2.000. Es la segunda del ránking pues acumula una revalorización del 119% en este 2014. A pesar de compartir un perfil de riesgo elevado en ambos casos, ninguna de ellas tiene posiciones directas en renta variable y, de hecho, en este caso concreto encontramos bonos interesantes de organismos semipúblicos, firme recomendación de expertos como Simón Pérez, de SLM Inversiones y gestor de carteras de renta fija

En su caso, los gestores destinan un 4,42% del patrimonio total a la liquidez, que asciende hasta los 698 millones de euros. Y se trata obviamente de una cartera algo más entretenida, aunque sólo sea por tres cuartas partes de la misma están invertidas en el sector financiero. Otros sectores destacados son el de telecomunicaciones y consumo. 

En el apartado de renta fija pública, cuenta con dos activos con vencimientos similares. Es el caso de bonos emitidos por la Junta de Andalucía a 2020 con un cupón del 4,85%. Por otro lado, aparecen también los bonos del Instituto de Crédito Oficial (ICO) que ofrecen un 4,375% de rentabilidad por un vencimiento en los próximos cuatro años. Entre ambos cubren algo más de un 10% de la cartera. (Ver: Bonos más allá de lo público... ¿Hay opciones en renta fija 'pública'?)

Crecimiento destina una de sus mayores partidas, hasta el 39,75%, a dos fondos de inversión siendo estos el BMN Fondepósito y el Renta 4 Monetario, ambas carteras conservadoras y destinadas a preservar el patrimonio y sacar un pequeño porcentaje de rentabilidad. El primero de ellos, el de la gestora valenciana, suma un 0,5% de rentabilidad en 2014, mientras que cerró el pasado ejercicio con un 2,4% de ganancia, según datos de Morningstar. En el segundo caso, suma un 0,8% a junio, mientras que el año pasado se anotó un 2,9%. 

Y el otro 45,18% se encuentra invertido en el exterior. Por un lado, la parte pública la suministra el Gobierno húngaro con bonos a corto plazo y vencimiento en julio del 2017 donde destina un 4,33% de su patrimonio. 

Tiene asimismo hasta nueve participaciones en deuda corporativa, siendo la posición en bonos de la británica Lloyds Bank la que mayor porcentaje representa con una inversión que supone el 5,02% de su cartera. No es para menos considerando que la entidad paga un 6,5% por unos bonos que vencen en marzo del año 2020. 

Por último, distribuye algo más del 4% de su capital en las ocho restantes compañías, como son Banca Monte dei paschi, Brisa Concessao Rodov, Commerzbank AG, Co-operative Bank, EP Energy, Macquarie Bank, Mol Hungarian Oil & Gas y en Portugal Telecom. 

Si quieres que te avisemos cuando estas compañías cambien de fase del ciclo bursátil, pinche aquí