La renta variable mundial ha alcanzado sus máximos de 2007, sin embargo algunos expertos como los de Citi apuntan que, a diferencia de lo que sucedía en ese momento, ahora sigue habiendo oportunidad de comprar renta variable. Eso sí, no toda la renta variable.

Se desmarcan así de una corriente de expertos que llevan semanas adelantando una inminente corrección de las bolsas en Estados Unidos después de que hayan superado, de largo, los cinco años de mercado alcista sin caídas superiores al 10% en los últimos dos ejercicios.

Reconocen que las bolsas se encuentran en máximos de 2007 y señalan al MSCI AC World Benchmark. Destacan que gran parte de esa subida depende de las alzas de la bolsa estadounidense que está un 30% por encima de los niveles de hace siete años. “Dada la experiencia de 2008-2009 esto ha provocado que algunos inversores se pongan nerviosos”, explican en la firma estos analistas.

picos


Hay que recordar que los beneficios de las cotizadas del mundo llegaron a caer un 50%, con el consiguiente desplome de las bolsas.

Sin embargo, a pesar de las similitudes –sobre todo en los niveles en bolsa-, los analistas de Citi apuntan que hay muchas diferencias entre ese momento y el actual y, lo que es más, que siguen recomendando comprar renta variable.

Apuntan en la firma que el rebote de la renta variable en este tiempo se ha producido gracias, básicamente, a la mejora de las economías y el aumento de los beneficios de las empresas. De hecho, concretan que pese a haberse estabilizado entre 2011 y 2013, en estos momentos ha comenzado a subir y que en estos momentos, las ganancias por acción de las cotizadas está sólo un 2% por debajo al último pico. “Y se esperan más subidas, nosotros suponemos que el beneficio por acción subirá entre un 9 y un 10% en 2014 y 2015 y esto es lo que nos hace ser alcistas en las bolsas”, explican en Citi.

Es más, recuerdan los analistas de la firma que aquellos que recordaban la similitud de los gráficos de las bolsas mundiales después de las últimas grandes crisis, como el crash del 29 y la evolución de los mercados hasta ahora podrían estar equivocados. Afirman que si los mercados se hubieran comportado igual en la recuperación, el MSCI AC World estaría en estos momentos un 40% por debajo de los niveles actuales.


Comparación con el crash del 29


¿Qué pasa con los fundamentales de las compañías y la economía?

Reconocen que Estados Unidos que el PIB mundial está aun un 8% por debajo ahora de lo que estaba en el pico de 2007, aunque no todas las regiones son iguales. En los mercados emergentes por ejemplo, las economías se han expandido un 29% fundamentalmente las asiáticas. Sin embargo, apuntan en la firma que si la economía fuese lo único que importa a las bolsas, los mercados de estos países hubieran subido de la misma manera. Y eso no se ha producido.

Afirman que lo que más le pregunta a los inversores es la evolución de los beneficios de las empresas. En este sentido los analistas aseguran que “vemos que lo que ha apoyado la evolución de las bolsas ha sido un crecimiento parecido del beneficio por acción, que ahora está tan sólo un 2% por debajo de los picos de 2007”, explican.
Estas subidas del EPS y las cotizaciones han provocado subidas similares en las valoraciones de las compañías. Explican en Citi que en estos momentos el MSCI AC World cotiza en estos momentos a un ratio PER muy similar al que cotizaba en 2007 (17,4 vs 16,7x). “La renta variable se ha encarecido con respecto a los mínimos de 2009 y 2012, aunque poco frente al pico de 2007”, apuntan.

bonos y acciones


No ocurre lo mismo en todas las bolsas ya que Estados Unidos y Europa cotizan ahora con valoraciones máximas, aunque no ocurre lo mismo en Japón y los emergentes, fundamentalmente los países asiáticos.


Por sectores también hay diferencias. Han observado estos expertos que el beneficio por acción del sector de tecnología ha subido un 75% mientras que las cotizaciones de estas compañías se han revalorizado de media un 30%. Ocurre algo parecido con las telecomunicaciones y el consumo discrecional.


sectores mundiales


La principal diferencia con 2007 en estos momentos es para Citi el precio del dinero; los tipos de interés. Esto ha provocado que las bajas rentabilidades de muchos bonos siga haciendo que la renta variable siga siendo mucho más atractiva en estos momentos y es algo que podría mantenerse al menos, durante 1 o 2 años más, en opinión de los analistas de la firma.

¿Qué estrategia seguir en este contexto, según los analistas de este banco?

En primer lugar, en su opinión es interesante seguir comprando renta variable, incluso a estos precios debido a que los beneficios por acción de las compañías seguirán subiendo un 9 o un 10% y esto sustentará las alzas de las bolsas.

“Los inversores que estén preocupados por la excesiva tendencia alcista de los mercados deben favorecer los países asiáticos, CEEMEA o Japón, ya que a pesar de que los beneficios están en línea con los de 2007 los precios aún están por debajo”, aseguran en la firma. Por sectores recomiendan IT y Telecomunicaciones.

bonos y acciones